Pedro Guijarro

'La directiva de crédito al consumo dañará al sector'

Desde que Pedro Guijarro accedió a la presidencia de la Asociación de Entidades Financieras (Asnef), dos han sido sus caballos de batalla: la directiva que prepara Bruselas sobre crédito al consumo, que tachan desde el sector de sobreproteccionista, y el constante incremento del fraude.

Pregunta Hace poco presentaron un estudio en el que se cifraba en un 15% la caída de la financiación al consumo de aprobarse la regulación que prepara la Comisión Europea, ¿realmente le parece tan nociva esa normativa?

Respuesta Esa directiva nace con el noble fin de proteger a los consumidores, pero olvida cómo funciona la lógica económica. El crédito al consumo es uno de los elementos básicos que determina el consumo doméstico. Cerca del 60% de los bienes de consumo duraderos se adquieren a crédito. Si se dificulta el acceso a esa financiación, con una regulación muy intervencionista, se perjudicará a los consumidores y dañará al sector.

P ¿En qué medida?

R Según los cálculos del estudio que encargamos al Instituto de Estudios Económicos (IEE), la nueva directiva podría hacer que el PIB creciera un 1% por su incidencia en la restricción del consumo. La nueva regulación podría estropear un sector que está funcionando muy bien.

P ¿Cuáles son esos aspectos tan restrictivos?

R El borrador de directiva hace responsable a la entidad financiera de posibles defectos en el producto comprado a crédito, cuando ya existe normativa que contempla esa garantía para el consumidor. Se exige además que el cliente tenga la posibilidad de devolver el artículo en un plazo de 15 de días. Se prohibe que puedan firmarse contratos de financiación fuera en el punto de venta del artículo, cuando la práctica totalidad de contratos de crédito al consumo se firman en la tienda donde se compra el producto o servicio.

P ¿Cómo se están oponiendo a esa regulación?

R Hemos creado un frente común en Eurofinas, la asociación europea de crédito al consumo, para hacer valer nuestra postura en las instituciones europeas.

P ¿A las entidades financieras les preocupa el aumento del fraude?

R La globalización está llevando a un incremento notable del fraude, en especial a través de la suplantación de identidad. En España este fenómeno está creciendo a tasas superiores al 15% anual. Los datos todavía no son preocupantes, pero sí lo suficiente como para que el Banco de España haya advertido a las entidades para que extremen la precaución en la prevención de delitos de suplantación de identidad.

P ¿En qué áreas se producen más estafas?

R Fundamentalmente en el ámbito de los coches de gama alta, puesto que tienen una salida en el mercado muy rápida. A los pocos días de comprarlos con una identidad falsa los venden en países de Europa del Este o en países árabes.

P ¿Cómo están luchando contra esta lacra?

R Colaboramos con el Ministerio del Interior para que cuando alguien denuncie la sustracción de su DNI, ese número quede registrado en un archivo de documentos robados. De este modo, cuando alguien trate de usar ese DNI para conseguir comprar a crédito un vehículo, el vendedor podrá saber que se está produciendo una suplantación de identidad. Esperamos que para el otoño este sistema de prevención del fraude esté operativo.