Papelera

Torraspapel apenas gana tres millones cinco años después de comprarla CVC

Torraspapel obtuvo un beneficio neto de tres millones de euros en 2004, la mitad del resultado del año anterior. El crecimiento internacional realizado en Marruecos y México y la reordenación en Estados Unidos han pasado factura.

El grupo Torraspapel registró un beneficio neto de 3,02 millones de euros el año pasado, menos de la mitad sobre los 7,77 millones contabilizados en 2003 y el 92% menos de los 36,9 millones de 2002. En cambio, la facturación obtuvo un aumento del 4,5%, situándose en los 784,4 millones. De esta forma, la compañía propiedad del grupo financiero CVC incrementó su volumen (aumentó un 10% la producción, hasta las 813.374 toneladas), pero recibió el impacto en los márgenes de la devaluación del dólar en los mercados internacionales y los costes de reordenación comercial realizados en Norteamérica.

El conglomerado papelero dedicado a la producción de papel de impresión y escritura abrió filiales en Marruecos y México, inauguró un nuevo almacén en el Reino Unido y reestructuró la sociedad Lecta North América (anteriormente denominada Torraspapel USA). Torraspapel cuenta además con oficinas en Portugal y Francia. Así, la paridad euro-dólar afectó directamente la rentabilidad de los productos de la compañía, que además adopta tradicionalmente la moneda americana como base para las transacciones.

Las ventas de papel estucado en los mercados de exportación se incrementaron, a costa de los márgenes, mientras que el consumo de este producto en España aumentó un 10,2% con rentabilidades aceptables. Torraspapel vende en los mercados exteriores alrededor del 50% de su actividad.

El beneficio de explotación se situó en los 54,2 millones, equivalente a un 6,9% sobre el importe neto de la cifra de negocios, y por debajo del 8,1% obtenido un año antes, según se observa en la memoria de la compañía depositada en el registro mercantil de Barcelona.

En lo que respecta a la actividad industrial, la producción se situó en 756.394 toneladas, lo que supuso un aumento del 8,9% sobre el ejercicio anterior. La fabricación de productos intermedios fue de 225.129 toneladas de celulosa y de 101.891 toneladas de manufacturas denominadas de soporte, con crecimientos del 1,5% y del 7,84, respectivamente.

Nueve factorías

La compañía, que incrementó ligeramente la plantilla desde las 3.149 empleados de 2003 a los 3.156 del año pasado, cuenta con nueve factorías en España, de las que ocho cuentan con la certificación medioambiental ISO 1401. Sólo queda la factoría de Sarriopapel y Celulosa en Amorebieta (País Vasco), que se espera conseguir durante el presente ejercicio.

El grupo papelero cuenta con una importante actividad eléctrica, fruto de las tres plantas de cogeneración instaladas en sus factorías y otra de biomasa. En este sentido, la compañía vendió a la red un total de 444.629 megavatios/hora. Por otra parte, Torraspapel realizó inversiones en medio ambiente por valor de 5,48 millones, con unas subvenciones recibidas de 0,52 millones.

CVC compró en 1999 el 95% del capital de Torraspapel por un total de 312,53 millones, además de asumir una deuda de 264 millones (el nivel de endeudamiento el 31 de diciembre de 2004 a corto plazo se situaba en 177,17 millones y a largo plazo en 569,52 millones). El grupo financiero incluyó entonces la compañía española en el conglomerado Lecta, que ya controlaba los grupos europeos papeleros Cartiere Garda y Smurfit Condat.

Posteriormente, en marzo de 2001, el grupo Lecta firmó un crédito con Deutsche Bank para refinanciar su deuda histórica. A finales del año pasado existía un acuerdo de opción de compra sobre el 2,5% de las acciones de Torraspapel en propiedad de Grupo Torras.

Torraspapel procedió a finales de 2004 a la liquidación de la sociedad Idae Montañesa, una Asociación de Interés Económico (IAE), previa adquisición del 69,9% del capital que estaba en manos de otros socios.

Aumentará la capacidad en papel estucado

La intención estratégica de la compañía es aumentar la capacidad de papel estucado hasta las 600.000 toneladas, previstas en los centros de Sarrià de Ter y Sant Joan les Fonts (Girona), Zaragoza y Motril. Torraspapel, que es líder en España en este tipo de producto con una cuota del 40%, ha concentrado gran parte de las inversiones en este plan, además de adquirir unos terrenos circundantes a la factoría de Sant Joan les Fonts.

Otras mejoras se han introducido en la estucadora de la planta de Algeciras, y en la nueva embaladora de bobinas de Motril. Finalmente, se ha adquirido nueva maquinaria para mover madera en la fábrica de Zaragoza.

La empresa ha potenciado su diversificación en los segmentos de papel adhesivo y térmico, productos que cuentan con una demanda elevada prevista para los próximos ejercicios.