Ingemar Naeve y José López

'Hemos comprado una perla de la tecnología española'

El consejero delegado de Ericsson en España, Ingemar Naeve, trata al fundador y director de Netspira Networks, José López, con admiración y orgullo de padre. Entre ellos sólo existe una relación empresarial, pero el emprendedor español tiene juventud para ser el hijo del ejecutivo sueco. Ahora, Netspira y su tecnología se han integrado al grupo Ericsson, pero la multinacional está persuadida de que lo mejor es respetar la independencia de la empresa creada por López, que la ha llevado a lograr el éxito en un plazo de tres años.

Pregunta Después de años de ajustes, ¿ahora Ericsson prefiere crecer con compras?

Respuesta (Ingemar Naeve) Nos planteamos la disyuntiva de acceder a las nuevas tecnologías que precisamos con recursos propios o, muy excepcionalmente y si encontramos algo muy interesante, con adquisiciones. En este caso se hace una compra específica para adquirir un software clave en el desarrollo de las redes móviles de paquetes de datos que ahora desplegamos.

'Netspira sigue el modelo del nuevo sueño americano; aporta tecnología, se financia con capital riesgo y la compra una multinacional para impulsar su expansión'

P Fue usted quien indicó la compra.

R En absoluto. Fue el responsable mundial de tecnología de Ericsson. Dirige una plantilla de 15.000 investigadores en todo el mundo, y estimó oportuno adquirir una organización vanguardista como Netspira atraído por su tecnología. No buscaba una compañía española, pero la elegida ha demostrado ser la mejor en su campo.

P ¿En qué momento se entera?

R Al final del proceso, en diciembre de 2004. Yo me he alegrado de la elección porque se trata de una historia bonita. Hemos comprado una perla de la tecnología española que demuestra que aquí también es posible tener éxito en ese tipo de entornos.

P ¿Cómo vivieron los fundadores este proceso de compra?

R (José López) El caso de Netspira sigue el modelo del nuevo sueño americano en el que emprendedores se apoyan en la financiación de capital riesgo para promover nuevas tecnologías. Si luego tienen éxito, como ha sido el caso, son adquiridas por las grandes empresas del sector, ya que las multinacionales pueden explotar bien el desarrollo a nivel global.

P El capital riesgo fue español.

R Sí, Bullnet Capital.

P ¿Cuándo fundó la empresa?

R Hace tres años, en diciembre de 2001. Surgió porque mi hermano y yo decidimos hacer un software para UMTS, estándar del que entonces se empezaba a hablar, porque comprendimos que los nuevos servicios multimedia hacían muy complejo el control de los contenidos que pasaban por las redes. Antes sólo había que tratar la voz y, más recientemente, los datos sencillos de los mensajes cortos. En los paquetes de información de GPRS o UMTS la cosa se complica.

Multimedia: 'Somos capaces de leer las redes de UMTS'

José López explica que la decisión de crear Netspira surgió en una conversación familiar sobre las oportunidades de la nueva telefonía. 'En mi casa los temas de conversación son un tanto especiales', reconoce.

¿Cuál es el fundamento tecnológico de Netspira?

López. Lo que hemos desarrollado es un software, un programa que se incorpora a los nodos en la red de transporte de datos de los operadores de telefonía móvil, y no un equipo físico que haría la instalación más complicada. La aplicación es capaz de analizar que es lo que transporta cada paquete que circula por la red, música, vídeo, juegos, información, para poder tarificarlo en función del tipo de contenido y también para darle en tratamiento técnico más adecuado a sus necesidades.

¿Cuándo llegaron los primeros pedidos?

López. Primero fue Vodafone en España, y a partir de este logro conseguimos la financiación. En pocos meses nos situamos en 10 países. Hoy con Ericsson se nos abren las puertas de un número increíble de operadores.

¿Han patentado el desarrollo?

Naeve. Sí, es un software y está patentado. Europa necesita defender y rentabilizar los logros de su inteligencia.

José López Fundador y director de Netspira : 'Para tener éxito es necesario no temer al fracaso'

Los fundadores de Netspira, igual que sus 20 trabajadores, se van a integrar en la plantilla de Ericsson. Pero no tienen miedo a convertirse en empleados de la multinacional ya que, explica José López, el acuerdo de compra venta prevé que la empresa española, aún con capital 100% Ericsson, 'seguirá siendo una organización completamente independiente'. 'Ahora podremos centrarnos más en el desarrollo de nuestras aplicaciones ya que, hasta la fecha, el trabajo de comercialización, que también asumíamos, nos ocupaba mucho tiempo'.

El software patentado de Netspira se incorporará a los equipos de la multinacional sueca de forma estándar, pero también se mantendrán como producto independiente, ya que hay muchas redes en la que las infraestructuras son mixtas, de varios fabricantes, o de otros fabricantes.

La confianza que ambas partes tienen en la solución de la empresa española hace que ambas confíen en obtener un buen negocio vendiendo el producto de forma independiente a empresas terceras. Naeve afirma que Ericsson es la más interesada en 'respetar las condiciones medioambientales que han permitido a Netspira alcanzar el éxito y la relevancia mundial en tan poco tiempo'. 'Vamos a apoyarla para que despliegue su potencialidad lo más posible'.

Para José López, Netspira no es una rara ave en el panorama tecnológico español. 'Ocurre que el emprendedor español tiene tanto miedo al fracaso, que muchas veces renuncia a arriesgarse a conseguir el éxito'.

Ingemar Naeve primer ejecutivo de Ericsson España: 'Los clientes quieren generar nuevos ingresos con su red'

Los fabricantes punteros de la telefonía celular, como Ericsson, han pasado del éxito al sufrimiento en el transcurso de la última década. La experiencia los ha vuelto cautos. Ahora, cuando la bonanza ha vuelto, siguen desplegando de forma masiva nuevas redes GPRS y UMTS. Según el consejero delegado de Ericsson en España, lo que los operadores les exigen hoy es la máxima rapidez en el tendido de estaciones, al menor precio. Todo ello, con unos estándares de calidad que parecen asegurados.

'La infraestructura cada día les permite a los operadores diferenciarse menos de sus competidores, y por eso han decidido reducir sus costes y simplificar la operación subcontratando con los fabricantes la explotación y el mantenimiento de las redes', afirma Naeve. Este es el caso de Amena y Auna con Ericsson en España.

En el mundo de las aplicaciones y los contenidos, el escenario es distinto. 'Los fabricantes sabemos que es el terreno abonado para crecer y facilitar que nuestros clientes generen nuevos ingresos. Lo decisivo para que la nueva telefonía multimedia sea un éxito es que seamos capaces convertir en buenos negocios los nuevos servicios, sistemas y aplicaciones'.

Y, precisamente es este universo de nuevas aplicaciones, con la tarificación y el control y la mejora de la calidad de la transmisión, según el tipo de contenido como protagonistas, es donde ha obtenido el éxito Netspira, la perla de la tecnología española que Ericsson ha comprado.