Telefonía

Abengoa espera que Xfera haga su lanzamiento comercial antes de junio de 2006

El operador de telefonía de tercera generación Xfera continúa siendo una apuesta estratégica para la compañía de servicios industriales y tecnológicos Abengoa. Así al menos lo manifestó ayer el presidente del grupo sevillano, Javier Benjumea, en su discurso ante la Junta de accionistas.

La intervención del primer ejecutivo de Abengoa coincidió en el mensaje central con las últimas manifestaciones del resto de los accionistas de Xfera en cuanto al interés que despierta el operador. De hecho, su consejero delegado, Antonio Cantón, adelantó el viernes el deseo de distintas empresas por compartir el capital.

Benjumea fue optimista sobre el resultado de las conversaciones para abrir las puertas a una nueva entidad, con experiencia en el sector de las telecomunicaciones. Xfera, cuarta compañía con licencia para explotar la telefonía UMTS, estará operativa, según Abengoa, antes de junio de 2006.

Como aspectos que empujarán la esperada puesta en marcha de sus servicios, Javier Benjumea destacó el acuerdo cerrado el pasado 14 de junio para el despliegue de antenas de telefonía móvil; los compromisos de compartición de infraestructuras que Xfera mantiene con el resto de operadores de móvil, y la citada entrada de un nuevo inversor industrial interesado en el despliegue de redes de tercera generación.

Otros puntos destacados durante la reunión de la Junta fueron el de la aprobación de las cuentas anuales de 2004, sin salvedades en el informe de auditoría. El grupo sevillano cerró el pasado ejercicio con unas ventas por 1.687 millones procedentes de su actividad en 70 países, lo que supone un crecimiento del 3,2%.

Abengoa anunció a sus accionistas un dividendo por acción de 0,14 euros y presentó el nombramiento de dos nuevos consejeros. Además, designó a PricewaterhouseCoopers (PwC) como entidad auditora para el ejercicio 2005.

Valor en alza

El capital flotante de Abengoa es del 43,96%. Durante 2004 se negociaron 34,7 millones de acciones con un volumen medio de contratación diaria de 138.354 títulos. La cotización media fue de 6,98 euros, lo que triplica su precio de salida en 1996.