Valores a examen

El viento no empuja a Acciona

Acciona dedicó el pasado 20 de junio su día del inversor a la división energética (mayoritariamente eólica). Este área aporta actualmente el 32% del valor de Acciona y en el futuro será uno de los principales focos de inversión del valor.

Tras asistir a dicha conferencia, los expertos de JPMorgan señalan en una nota publicada esta semana que el objetivo de Acciona de multiplicar por diez su capacidad eólica internacional es probablemente 'demasiado ambicioso'.

Los expertos del banco de inversión estadounidense destacan que para cumplir este objetivo, Acciona deberá realizar alguna adquisición, 'en la cual deberá pagar alguna prima'.

La división de energía del grupo invertirá 2.300 millones de euros hasta 2009

JPMorgan ha mejorado hasta los 449 millones de euros la valoración de la división eólica de Acciona, 'para reflejar el potencial valor añadido de los 1.500 MW de capacidad elólica atribuida que están todavía por construir'.

Con esta mejora de la valoración, el precio objetivo de JPMorgan para Acciona es de 82,8 euros por acción, lo que representa un exiguo potencial del 3,62% con respecto al precio al que cerraron los títulos la semana. El banco de inversión destaca que este potencial es sensiblemente inferior al 14% de media dentro del sector europeo de la construcción, motivo por el cual mantienen su recomendación de infraponderar el valor en cartera.

La apuesta eólica tienen un riesgo regulatorio, como bien recoge en su informe JPMorgan. 'Estos proyectos son rentables únicamente gracias a las ayudas estatales. Una vez que el Gobierno alcanza sus objetivos eólicos existe el peligro de que los subsidios empiecen a reducirse. 'Acciona cree que el riesgo es mínimo en España y aplicar cambios retroactivos a campos ya establecidos requiera la aprobación de un Real Decreto. Sin embargo, es más factible que esto sí ocurra fuera de España', argumentan.

Acciona ha anunciado esta semana su decisión de que la división energética invierta 2.300 millones de euros entre 2004 y 2009 con el fin de impulsar el crecimiento de esta rama, con la que el grupo prevé diversificar su actividad tradicional desde la construcción. El grupo también ha sido noticia por su decisión de abandonar la puja para hacerse con Pacific Hydro, el primer grupo australiano de energías renovables.

En lo que va de año los títulos suben un 22,96%.