Valores a examen

Jugar a la opa en Cortefiel

El pasado lunes MEP Retali España, participada al 50% por los fondos de capital riesgo PAI partners y Permina, presentó una opa sobre el 100% de Cortefiel, a 18,4 euros por acción. La oferta se suma a la que formuló en mayo Coral Retail a 17,9 euros.

A pesar que el precio que ofrece esta última es inferior al de MEP Retail, cuenta con el apoyo del 55% del capital de Cortefiel (los accionistas de referencia se han comprometido a no vender a otra sociedad por debajo de 19,33 euros por acción).

Ahora la CNMV tendrá un plazo de 15 días hábiles para dar el visto bueno a la segunda oferta, que será declarada como competidora, abriéndose el plazo de aceptación. Si durante éste ninguna opa se retira, se abrirá un periodo para poder mejorar en sobre cerrado el precio, tal y como ocurrió en el caso de Aldeasa.

El valor cerró la semana un 4,6% por encima del precio de la mejor oferta

En función de todos los escenarios que se abren ahora, los analistas de Iberscurities extraen dos conclusiones. La primera es que desde el punto de vista del segundo oferente tiene sentido lanzar la oferta por debajo de 19,33 euros (se gana tiempo y la posibilidad de convencer al resto de accionistas). 'Además se ha establecido un nuevo suelo de valoración en 18,4 euros que a nosotros nos parece caro, pero no podemos descartar que haya una nueva subida de la oferta', explican.

'No obstante, pensamos que hay un coste de oportunidad quedándose en el valor y aconsejaríamos vender y entrar en otras compañías del mismo sector', añaden. Cortefiel cerró la semana a 19,25 euros, un 4,6% por encima de la mejor oferta.

Por contra, los expertos de Urquijo Bolsa recomiendan mantener las acciones de Cortefiel en cartera. 'Aconsejamos a los accionistas esperar y ver si surgen nuevas mejoras sobre la oferta inicial de Coral Retali, que es ahora mismo la que más posibilidades de éxito tiene', explican en una nota.

Para Javier Mata, de Banesto Bolsa, 'los dueños de Cortefiel están en el mejor de los mundos, ya que las subastas son inflacionistas por definición', declara a Bloomberg. 'Recomendaría a los pequeños inversores que se abstuvieran de estas operaciones especulativas'.