Banca

El Banco de España replica a las cajas por sus inversiones

El subgobernador del Banco de España, Gonzalo Gil, volvió a lanzar el viernes una clara advertencia a las cajas de ahorros sobre la gestión de su cartera industrial. Gil pidió a estas entidades 'más precaución' y alertó de los problemas que pueden surgir si ejercen un control directo en la gestión de las participaciones industriales.

El Banco de España no cede en su empeño de avisar a las cajas de ahorros que extremen las precauciones en su estrategia de aumentar su cartera industrial. El subgobernador insistió en que, debido a las características especiales de estas entidades, en las que la propiedad no está definida al no tener accionistas y estar libres del dictamen de los mercados, deben ser más cautas en sus decisiones.

'En las inversiones financieras no hay problemas. Pero si se transforma en más control en la gestión, es necesaria mayor precaución. Ya lo decíamos en 2000 y lo decimos ahora', dijo Gonzalo Gil, durante su intervención en unas jornadas organizadas en Santander por la Asociación de Periodistas Económicos y la Universidad Menéndez Pelayo.

Algunas cajas, como La Caixa y Caja Madrid, cuentan con un elevado peso en los consejos de administración de importantes compañías españolas. En el caso de Caja Madrid, por ejemplo, la caja acaba de conseguir un consejero más en Endesa (cuenta con dos), tras haber incrementado su participación hasta el 9%, y espera obtener una vicepresidencia en la eléctrica este año.

Gil recuerda que los reguladores no deben inmiscuirse en las fusiones

El subgobernador recordó además que la última crisis bancaria en España fue consecuencia de 'problemas industriales'. 'No quiero decir que se vaya a repetir, estamos a años luz de esto. No se por qué molestan estas advertencias', señaló. Esta nueva advertencia se produce un día después que el presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, se defendiera de las críticas del Banco de España por este tema.

Gonzalo Gil señaló que BBVA está 'perfectamente capacitado' para abordar la compra de la Banca Nationale del Lavoro (BNL) y recordó que la labor de los bancos centrales 'no es inmiscuirse en los procesos de concentración'.

Las acciones de BNL cayeron el viernes un 2,8% tras conocerse que la participación que tenía Monte dei Paschi en la entidad romana, del 4,4%, ya se negocia en el mercado.

Los expertos prevén una oleada de fusiones

El sector financiero europeo volverá a vivir una oleada de fusiones y adquisiciones este año y el que viene, aunque no será tan intensa como la que se registró en 2000, según un estudio de la consultora PricewaterhouseCoopers. Las entidades se han dado cuenta de que para continuar mejorando sus resultados tienen que crecer de forma orgánica y con fusiones, explica el estudio. En banca no se prevé un gran número de operaciones en Europa, sino que el interés por comprar vendrá de Estados Unidos. En 2004, el valor de las adquisiciones financieras europeas ascendió a 44.500 millones, el 33% más que en 2003, lo que convirtió a estas empresas en las más activas de Europa. La mayor operación fue la compra de Abbey por el Santander.

Nueva advertencia sobre el tirón hipotecario

El fuerte crecimiento del crédito hipotecario sigue siendo uno de los principales quebraderos de cabeza del Banco de España. Gonzalo Gil pidió el viernes a las entidades financieras españolas que analicen con más detalle la situación actual del mercado y que intenten aplicar una política más estricta en los criterios de concesión de los préstamos para la compra de una vivienda, así como en el análisis de los riesgos. El subgobernador alertó sobre los promotores inmobiliarios y recordó que éstos 'se han mostrado como un sector muy arriesgado, con una elevada morosidad en las fases recesivas' de la economía.

Pero tampoco quiso ser muy alarmista. Gonzalo Gil matizó que el panorama 'no es para estar atacados. No estamos hablando de un riesgo inminente. Es un proceso que cuanto antes empiece a desacelerarse, mejor'.

También avisó a las entidades de los riesgos que implica la brecha que se ha abierto entre los elevados ritmos de crecimiento del crédito y la moderada captación de depósitos, lo que ha llevado a la banca a buscar financiación en los mercados internacionales. Esto, a juicio del subgobernador, 'va a acabar por presionar en los costes de financiación y, por tanto, en la rentabilidad de las entidades españolas'.

Gonzalo Gil pidió a las familias españolas que moderen sus tasas de endeudamiento, que ya superan la media comunitaria. Recomendó a los particulares que, en el momento de contratar una hipoteca, tengan en cuenta el impacto que puede provocar en la cuota mensual una brusca subida de los tipos de interés en la zona del euro, así como si cuentan con la suficiente capacidad financiera para afrontar un hipotético escenario de este tipo.