Formación

La sanidad busca gestores de recursos humanos

El sistema sanitario español necesita directivos más eficaces para ofrecer un buen rendimiento. De lo contrario, según los peores augurios, su existencia futura será complicada. Se buscan gestores capaces de manejar recursos económicos y, sobre todo, humanos. 'Hemos notado que la gente que está en puestos de dirección en los centros sanitarios no ha tenido posibilidad de formarse. Son gestores accidentales que provienen de la medicina', asegura el profesor del IESE Jaume Ribera, coordinador del libro Gestión en el sector de la salud. Gestión del Sistema y de sus instituciones. Esta obra, impulsada por la Fundación Lilly, pretende iluminar un camino que necesariamente habrá que recorrer. 'El problema de la sanidad es un problema de recursos humanos', concreta el director de esta institución, José Antonio Gutiérrez, también coordinador del libro.

Y, además, de preparación. 'La sanidad está acostumbrada a formar a la gente sólo en el aspecto clínico, y los presupuestos sólo se dedican a eso', se lamenta Ribera, para quien el papel del IESE y de la Fundación Lilly es fundamental: desde hace cinco años, ambos centros imparten el Programa de Alta Dirección en Instituciones Sanitarias. Precisamente, el libro recién editado es, dice Ribera, 'una extensión de estos cursos', en los que se enseñan nociones de gestión financiera y económica, así como de gestión del conocimiento y dirección de personas.

Habilidades

La opinión de los expertos es que en los recursos humanos está la clave del asunto. 'El problema es que los médicos y otros profesionales que ocupan puestos de responsabilidad son seleccionados y promovidos no por sus habilidades para dirigir personas, sino por sus habilidades técnicas', explica el profesor del IESE José Ramón Pin, autor de dos capítulos del libro. Y esto 'produce perturbaciones'. 'Un gran cirujano puede no ser el mejor jefe de servicio porque quizá no sabe coordinar a su equipo, desarrollar su potencial ni gestionar recursos. O a lo mejor ni siquiera le interesa', añade Pin. Esto ocurre porque actualmente no hay conciencia de la importancia de la preparación directiva. 'Lo que le piden a ese cirujano son conocimientos técnicos, y él responde a eso. Aunque, poco a poco, la cúpula sanitaria se está dando cuenta de la importancia de la gestión', reconoce este experto, que sugiere la conveniencia de que la universidad forme a los profesionales en este terreno. 'No creo que sea necesario en las titulaciones de grado, pero sí en los posgrados. Debería existir un MIR de gestión médica', propone.

José Ramón Pin cree que estos nuevos gestores deben 'ser capaces de extraer de los especialistas su máximo potencial' y, aún más, 'mantener viva su motivación. La capacidad técnica sin sentido de servicio no vale nada'. 'En este aspecto hay que hacer mucho hincapié', corrobora Jaume Ribera.