Ibex

El Ibex cede ante el precio del crudo y pierde las ganancias acumuladas durante la semana

Tras una semana de máximos los mercados europeos han cedido ante la presión del precio del petróleo y ante el mal cierre de ayer de Wall Street. El principal indicador del mercado español, el Ibex-35, ha bajado en la sesión de hoy un 0,94%, hasta los 9.677 puntos hasta perder los máximos de cuatro años y ceder en el total de la semana un 0,05%.

Ligeramente mejor ha sido el comportamiento del Índice General de Madrid que ha cedido un 0,78% y el tecnológico Ibex Nuevo Mercado, un 0,61%. Entre los grandes valores del mercado, Telefónica ha terminado la jornada con una bajada del 0,89%; SCH, del 1,04%; BBVA, del 1,17%; Repsol, del 1,11%; Iberdrola, del 0,51%; y Endesa, del 0,75%.

Bolsas a la baja por alza del crudo

Las bolsas de Nueva York han abierto hoy de nuevo con una tendencia a la baja, afectadas por el alza del crudo, que mantiene el precio del barril cerca de los 60 dólares.

Al poco de su apertura, el promedio Dow Jones de Industriales, el índice más importante de Wall Street, que la jornada pasada perdió 166,49 puntos, restaba hoy 32,84 puntos, o el 0,32%, hasta las 10.388,60 unidades, mientras que el índice del mercado tecnológico Nasdaq, en el que cotizan las empresas de nuevas tecnologías e Internet, perdía un 0,25% hasta los 2.065,58 puntos.

En la mañana de hoy, el valor del barril de crudo intermedio de Texas para entrega en julio, el de referencia en EEUU, subía 0,29 dólares a 59,71 dólares con respecto al cierre de ayer, jornada en la que superó los 60 dólares por primera vez en su historia.

Tras varias semanas en las que el alza del crudo fue ignorada por los inversores de Wall Street, la subida hasta los 60 dólares ya ha comenzado a afectar con fuerza el rendimiento de las bolsas. El motivo es que se cree que una vez superada esta cota, nada impide que el crudo siga subiendo hasta encontrar otro nivel de equilibrio.

La subida de los precios del combustible ya ha perjudicado mucho a las empresas de transportes, y se teme que pronto también afecte a todos los demás sectores productivos.

Todo esto una semana antes de que las autoridades monetarias de EE UU se reúnan para analizar el futuro de los tipos de interés, reunión en la que muchos esperaban que se decidiera la última subida de tipos del año.

Pero si los precios de los combustible siguen fuertes, es

probable que tal cosa no ocurra y que se decreten nuevas subidas de tipos en los próximos meses.