OPA

El Banco de España asegura que BBVA es "perfectamente capaz" de gestionar BNL

El subgobernador del Banco de España, Gonzalo Gil, ha deseado hoy éxito al BBVA en su oferta de compra por la Banca Nazionale del Lavoro (BNL) y ha asegurado que es "un banco perfectamente capaz" de gestionar la entidad italiana.

En su intervención en un curso organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, Gil mantuvo que en estas operaciones el supervisor -en este caso el Banco de Italia- únicamente debe preocuparse de que "la entidad que se cree sea capaz de supervisarla y controlarla".

El BBVA cumple estos requisitos, según Gil, que aseguró que el BBVA es un banco "perfectamente capaz" y que también pidió al resto de supervisores que no se inmiscuyan "en los movimientos del mercado".

En todo caso, el subgobernador quiso dejar bien claro que sus palabras no van en absoluto dirigidas al Banco de Italia, sino que son consideraciones "generales" que pueden aplicarse a cualquier caso concreto, ya sea la compra de Abbey o de BNL.

Gil ha vuelto hoy a pedir prudencia a las cajas en la gestión de la cartera industrial e incidió en que "las inversiones industriales no tienen mayores problemas" de por sí. La preocupación del Banco de España aparece cuando las cajas toman el control de las compañías y se implican en la gestión, aunque "obviamente, no podemos prohibirlo".

El subgobernador ha destacado que con este tipo de advertencias no pretende dar a entender que estas inversiones estén poniendo a las cajas en ningún riesgo, sino únicamente anticipar "los problemas que pueden traer las participaciones en determinadas condiciones".

Crisis bancaria

No en vano, Gil ha recordado que la última crisis bancaria en España surgió de problemas con las carteras industriales, aunque precisó a continuación que "no quiere decir que esto se vaya a repetir. Estamos a años luz de aquella situación". Estas palabras llegan después de que el gobernador, Jaime Caruana, pidiera de nuevo el miércoles prudencia a las cajas en sus inversiones y de que el presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, asegurara ayer, jueves, en este mismo curso que no cabe reprocharle nada al sector porque la estabilidad financiera, que es lo que persigue el Banco de España, no está en absoluto en duda.

En su intervención, el subgobernador pidió a las familias prudencia al contratar sus hipotecas y que sean conscientes del impacto que provocaría en sus cuotas mensuales una eventual subida de los tipos de interés, algo que le parece "difícil" que ocurra de manera inmediata.

La recomendación más insistente la mandó Gil a los ciudadanos con menor margen de maniobra, es decir, a los que tienen inestabilidad en el empleo, un elevado nivel de endeudamiento o una hipoteca a muy largo plazo.

Las advertencias también fueron dirigidas a la banca, a la que pidió que apliquen una "estricta política de admisión, concesión y seguimiento de sus riesgos con garantía hipotecaria", tanto con las familias como con los promotores inmobiliarios.