Compras

Telefónica se plantea compras en todo el mundo, y mira con interés a China

Telefónica quiere crecer básicamente de manera natural (orgánica) pero también está estudiando compras "selectivas" de operadoras en cualquier parte del mundo, salvo en Estados Unidos, y tiene un especial interés por China, "un mercado que estamos estudiando desde hace un año". Así lo afirmó hoy el presidente de Telefónica, César Alierta, en su intervención en un curso organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander.

Por otro lado, Telefónica bajará sus tarifas internacionales una media del 8,47%, a partir del próximo día 30 de junio, reducción que se centrará especialmente en los países que cuentan en España con población emigrante.

Telefónica, que insiste en que su principal fuente de crecimiento seguirá siendo orgánica, pone únicamente tres condiciones a su plan de adquisiciones: que pueda gestionar la compañía a comprar, que le aporte valor y que no opere en Estados Unidos, porque ese mercado está perfectamente repartido "y no tendríamos ninguna oportunidad".

Un ejemplo de este modelo es la integración de la checa Cesky, que Alierta definió como la Telefónica de mediados de los noventa y que no requiere el envío un amplio equipo de gestión para implantar la estrategia del grupo, porque el que tiene es muy válido.

Frente a los análisis de algunos expertos que esperan nuevas compras en los países del Este para dar más consistencia a la estrategia de Cesky, Alierta aseguró que van a centrarse en Chequia y aplicar en su nueva filial la estrategia que tan buen resultado le dio en España desde mediados de los noventa.

Entre las prioridades geográficas del primer grupo de telecomunicaciones español también está incrementar el negocio en Latinoamérica, aunque reconoce que "las oportunidades de inversión en esta región son muy limitadas, porque ya estamos en todos los países".

China es uno de los países que más interés provoca en los gestores de Telefónica y prueba de ello, admitió Alierta, es que "tenemos una oficina en Pekín" con la intención de conocerlo mejor.

"Pensamos que el mercado chino es muy interesante" y "estamos siguiendo su evolución con muchísimo interés", aseveró. Alierta no quiso ir más allá y prefirió limitarse a apostillar que están mirando ese área desde hace escasamente un año, porque "antes de comprar tenemos que conocer su realidad".

El objetivo final de Telefónica -recordó hoy Alierta- es ser "el mejor y mayor grupo integrado de telecomunicaciones del mundo", un objetivo "difícil pero conseguible", ya que la compañía tiene la dimensión, capacidad financiera y conocimientos suficientes para lograrlo, según su presidente. El plan estratégico de Telefónica contempla tener 190 millones de clientes en 2008; 8 millones de líneas ADSL de particulares y 125 millones de clientes en telefonía móvil en Iberoamérica.

Un millón de clientes en cable

Entre los objetivos del grupo también se encuentra tener en 2008 un millón de clientes en su televisión por cable en España, Imagenio, en la que ahora apenas tiene 50.000 clientes. Alierta explicó que este canal tendrá cobertura total a partir de septiembre, con lo que espera su despegue a partir del último trimestre del año.

El ejecutivo también defendió la evolución de Telefónica Móviles en España, pues aunque reconoció que la "competencia es muy dura" también aseguró que la evolución está siendo "ejemplar" y "yo estoy muy satisfecho".

Además, dijo que sólo Telefónica y Vodafone han demostrado en la última subasta de licencias su compromiso con el desarrollo de este negocio en España, al tiempo que dudó de las pretensiones de las empresas que no realizan inversiones, en referencia a la falta de actividad de Xfera.

Preguntado por su relación con el gobierno socialista -fue nombrado presidente de Telefónica en la época del PP- y por si espera mantenerse en el puesto durante mucho tiempo, Alierta respondió que "estoy encantado de ser el presidente de Telefónica y pienso serlo durante muchos años. Acabo de cumplir 60, todavía me quedan muchos".

Por otro lado, Telefónica bajará sus tarifas internacionales una media del 8,47%, a partir del próximo día 30 de junio, reducción que se centrará especialmente en los países que cuentan en España con población emigrante.

Esta bajada de tarifas supone una reducción en los precios globales de Telefónica de España de el 1%, con lo que cumple la previsión del Price Cap (sistema de precios máximos de Telefónica de España) acordado para este primer semestre del año por la Comisión Delegada para Asuntos Económicos que establecía, además, una subida de la cuota de abono de un 2%, que se produjo el 22 de enero.