CincoSentidos

BMW compra Sauber y tendrá equipo en Fórmula 1

Se desveló uno de los culebrones de la Fórmula 1 de las últimas semanas. Finalmente BMW ha comprado la escudería suiza Sauber, un movimiento que supone la entrada con todas las consecuencias del constructor alemán en el circo de la Fórmula 1.

Tras semanas especulándose sobre si el acuerdo entre BMW y Peter Sauber se limitaría a proveer de motores a la escudería -que ahora usa motores Ferrari- o si tomaría su control, las dos partes comparecieron ayer para anunciar el acuerdo por el que la empresa alemana adquiere la mayor parte de la participación del patrón de Sauber Holding y progresivamente, hasta 2008, se hará con la totalidad de las acciones de Credit Suisse, el otro socio de la escudería.

El acuerdo será efectivo a partir del 1 de enero 2006, lo que permitirá a BMW participar ya a partir del próximo campeonato del mundo con su propio equipo. Hasta ahora BMW motorizaba al equipo inglés Williams. Precisamente el acuerdo entre los alemanes y la escudería británica está ahora en el aire.

Tras el acuerdo, Peter Sauber se convertirá en asesor de BMW, pero dejará de ser el máximo responsable del equipo, ya que el fabricante alemán tomará totalmente las riendas de la escudería, que mantendrá su fábrica en la localidad suiza de Hinwill como una compañía suiza independiente afiliada a BMW Motorsport.

Según Peter Sauber el acuerdo con BMW es la solución ideal para 'mejorar la actuación deportiva y salvaguardar el emplazamiento de Hinwill y los 300 puestos de trabajo'. Sauber rechazó hace unos años una oferta del propietario de Red Bull, Dieter Mateschitz, que al final se hizo con Jaguar cuando Ford optó por abandonar la Fórmula 1.

Si entonces Peter Sauber no confió en que Mateschitz sacase adelante el equipo, ayer se mostró más satisfecho. 'Durante más de 35 años he guiado esta compañía durante una gran cantidad de tormentas, por eso es tan importante para mí saber que estará en buenas manos'.

'Tenemos el convencimiento de que la Fórmula 1 emergerá más fuerte que nunca tras el actual periodo de reestructuración. Para BMW es la plataforma idónea para demostrar nuestra competencia como fabricante, dijo Burkhard Goschel, presidente del Departamento de Desarrollo de BMW. 'Con un equipo controlado totalmente por BMW, a partir del próximo año asumimos toda la responsabilidad del conjunto, lo que incluirá el chasis, los neumáticos y los pilotos', dijo Goschel.

La escudería independiente se desvanece

Con la compra de Sauber, BMW entra a formar parte del club de constructores que tienen equipo propio o en copropiedad en la fórmula 1, como Renault, Ferrari, Honda (propietaria de BAR), Toyota y Mercedes (de McLaren). Cae de esta forma una de las pocas escuderías independientes que quedan en el circo de la Fórmula 1 y que no tienen el respaldo de un constructor: Williams, Jordan (Midland, a partir del año que viene), Minardi y Red Bull Racing.

El controvertido patrón de la Fórmula 1, Bernie Eccleston, ha insinuado en alguna ocasión su voluntad de ampliar la actual parrilla de 20 coches para dar entrada a nuevas escuderías independientes. Sin embargo, lo costoso de mantener un equipo en la exclusiva competición hace cada vez más complicado ser competitivo sin tener detrás el desarrollo de uno de los grandes del automóvil. Y con la marejada actual en la Fórmula 1, difícilmente se esperan aventuras inversoras.