CincoSentidos

Fernández Castaño se convierte en la nueva promesa del golf español

El joven golfista madrileño Gonzalo Fernández Castaño, de 24 años, ya sabe lo que es ganar un torneo del circuito profesional europeo. Fue el pasado domingo en Hilversum (Holanda), imponiéndose por dos golpes en el KLM Open. De paso, se embolsó 250.000 euros.

Fernández Castaño forma parte de la nueva generación que asoma en la élite del deporte español. Es el primer golfista profesional con título universitario. Hasta ahora la mayoría provenía de la escuela de caddies que, entre recorrido y recorrido llevando la bolsa de algún socio del club, aprovechaban para practicar a escondidas.

Desde Severiano Ballesteros a Miguel Ángel Jiménez esa ha sido la cantera en España. La llegada de José María Olazábal y de Sergio García marca otra época. Se trata de dos jugadores que, procedentes del campo amateur donde consiguieron magníficos resultados, nunca hicieron de caddies.

Después de la entrega de premios y de las entrevistas con los medios, Fernández Castaño se dio cuenta de que de no llegaba al vuelo que salía de Amsterdam para Madrid a las 19.30h. 'Pensé en cambiar el billete para el día siguiente y en quedarme a descansar en alguno de los hoteles que hay cerca del aeropuerto', explica el ganador del Abierto de Holanda. Pero Miguel Ángel Martín y Santi Luna, que también habían jugado en Hilversum, le llamaron desde la puerta del avión para contarle que el comandante de la aeronave conocía su retraso. 'No me lo podía creer', cuenta Gonzalo. 'Me presenté en el control de seguridad, donde estaban avisados de mi llegada para que me dejaran pasar'. Ahora cuenta, fascinado, cómo un avión le esperó.

Licenciado en Económicas Icade en el CEU, Gonzalo Fernández Castaño, uno de los mejores hándicap de Europa en su época amateur, decidió probar como profesional. 'No estaba muy seguro de si era el momento idóneo de dar el paso, pero debía saber hasta dónde podía llegar y conocer cómo era este mundo'.

Socio del madrileño club de Puerta de Hierro, admite que sus contactos le han servido para conseguir una serie de ayudas. 'De cualquier modo debo demostrar a mis patrocinadores que tengo nivel para estar en Europa' declara. Saltó al ruedo con todo el asesoramiento. Un representante que cuida de sus asuntos, un caddie profesional con experiencia, entrenador técnico, preparador físico y el apoyo de firmas que apostaron por él como Jazztel, Ssangyong o Polo Ralph Lauren.