CincoSentidos

Exelero, el atractivo de la extravagancia

Después de 70 años, Fulda, una de las firmas de cubiertas más prestigiosas del mercado, integrada en el grupo norteamericano Good Year, y Maybach, la marca de gran lujo perteneciente al consorcio DaimlerChrysler, vuelven a colaborar con un propósito muy similar: la creación de un automóvil excepcional.

El primer fruto de tan peculiar encuentro se remonta a 1938, cuando vio la luz el Maybach SW 38, un aerodinámico y fastuoso biplaza calzado sobre neumáticos Fulda, y capacitado para rodar con holgura por encima de los 200 kilómetros por hora, un ritmo de auténtica 'locura' para la época.

La historia se repite en el nuevo milenio, esta vez al hilo de la última gama de neumáticos de alta velocidad, los Carat Exelero, fabricados por Fulda y probados y puestos a punto por el estrambótico Maybach Exelero.

Fabricado en colaboración con la Universidad de Diseño alemana Pforzheim Collage, y ensamblado en los talleres del especialista italiano en prototipos Stola, el Exelero mide 5,90 metros de longitud, por 2,14 de anchura y 1,39 de altura. Es decir, es un automóvil gigantesco, lo que, de paso, avala un peso en orden de marcha próximo a las 2,6 toneladas. Además, luce una extravagante pero aerodinámica silueta, no exenta de un cierto aire clásico, y cuenta con un exquisito habitáculo, concebido para dos únicos ocupantes. En este sentido, su filosofía de automóvil de prueba no excluye contar con toda clase de lujos y elementos de confort de a bordo, como corresponde con un automóvil que luce la impronta Maybach en el frontal.

Para impulsar al Exelero, la marca germana aplica la mecánica biturbo de gasolina V12, de seis litros de capacidad, que también utiliza el resto de la gama Maybach, sólo que potenciada hasta los 700 CV -550 en los modelos de serie-. Por su parte, el par máximo sube a unos siderales 1.020 Nm, disponibles sin embargo a unas tranquilas 2.500 rpm.

Maybach y Fulda han llevado el único Exelero del mundo al anillo italiano de Nardo, un peraltado trazado de más de doce kilómetros de extensión especialmente indicado para realizar ensayos a elevados ritmos, e incluso para batir récords de velocidad.

A los mandos del ex piloto alemán de competición Klaus Ludwig, el Exelero, capacitado para detener el cronómetro al paso por 100 km/h en 4,4 segundos -bastante menos que un Porsche 911, que pesa una tonelada menos-, ha rodado por encima de 350 km/h, por supuesto sobre gigantescas cubiertas de medida 315/25 ZR 23 -ya disponibles en el mercado-, que aguantaron a la perfección el envite.

Más de medio millón de euros

Maybach es una marca de mediados del siglo pasado que ha estado en el olvido durante mucho tiempo sin sacar ningún modelo nuevo, hasta que Mercedes Benz, su propietaria desde siempre, decidió revivir la firma.

Para ello, puso hace dos años en el mercado dos superberlinas denominadas 57 y 62, de un precio superior a medio millón de euros, orientadas hacia un público más selecto que el de sus propios mercedes. Busca en los países árabes, entre los multimillonarios estadounidenses y los altos ejecutivos europeos.

El gran problema es su bajo nivel de ventas y sus altos costes de fabricación, algo similar a lo que está ocurriendo con Rolls Royce de su competidor BMW.