Inmuebles

Ebro pone a la venta sus dos sedes en Madrid

Ebro Puleva ha dado un nuevo paso en su estrategia de desinversión inmobiliaria al poner en venta las dos sedes históricas que posee en el centro de Madrid. Se trata de dos edificios singulares, la sede actual y la antigua de Azucarera. El valor de la operación conjunta, que intermedia Aguirre Newman, puede rondar los 65 millones.

El grupo agroalimentario Ebro Puleva ha dado un paso definitivo en su política de venta de activos inmobiliarios al sacar al mercado sus dos sedes históricas con el fin de obtener liquidez. Los dos son edificios catalogados como 'singulares' y ubicados en dos zonas excepcionales del centro de Madrid.

Uno de ellos es la actual sede del grupo Ebro Puleva que está ubicada en la calle Villanueva, 4, en pleno barrio de Salamanca, y que cuenta con una superficie de unos 4.400 metros cuadrados.

El otro inmueble es la antigua sede de Azucarera, un edificio emplazado justo detrás de la Bolsa, en la calle Ruiz de Alarcón, 5, que tiene unos 4.000 metros cuadrados de superficie.

EBRO FOODS 18,37 0,00%

Para llevar a cabo esta operación, la compañía agroalimentaria ha contratado los servicios de Aguirre Newman.

Fuentes del sector inmobiliario cifran el precio por metro cuadrado para un inmueble de estas características en unos 7.200 euros en el caso del barrio de Salamanca y entre los 8.400 y 8.500 euros para la zona de Alfonso XIII donde está emplazada la antigua sede de Azucarera.

Esto significa que el precio de la operación conjunta podría rondar los 65 o 66 millones de euros, aunque el precio vendrá determinado por diversos condicionantes, según apuntan fuentes inmobiliarias.

Esta decisión se enmarca dentro de la política de Ebro Puleva de desinvertir en activos no estratégicos para el desarrollo de sus negocios centrales con el fin de captar recursos para potenciar las actividades principales del grupo. Esta decisión, que se tomó hace casi cinco años, ha llevado ya a la compañía a ingresar alrededor de 180 millones de euros.

Entre las operaciones inmobiliarias más importantes que Ebro Puleva ha realizado en los últimos años figura la venta de la antigua sede de Ebro Agrícolas, un edificio emblemático de Barcelona ubicado en la calle Balmes esquina con Mallorca, cuyo valor superó los 26 millones de euros.

Esta venta, realizada a mediados de 2002, fue la primera gran desinversión de la compañía agroalimentaria, pero también ha habido otras como las fábricas de León, Valladolid y Salobreña (Granada). De estas antiguas plantas productivas, la operación de mayor calado fue la acordada hace justo un año en León, ya que no sólo se vendió la fábrica, sino también los terrenos circundantes después de que el Ayuntamiento los recalificara para construir pisos.

A cambio de este proceso de recalificación, Ebro Pulevacedió al Ayuntamiento el edificio y 46.000 de los 107.000 metros cuadrados que podeía el conjunto. El precio medio del suelo en esta zona oscilaba entonces entre los 400 y los 520 euros por metro cuadrado. Esto sitúa el precio entre los 24 y los 32 millones.