Petróleo

El precio del petróleo alcanza un nuevo máximo histórico

El crudo se sitúa en Estados Unidos y en Europa en la frontera de los 58 dólares, máximo histórico. Escasa capacidad de refino, aumento de la demanda y oferta insuficiente se conjugan en un cóctel explosivo.

El precio del petróleo vuelve por sus fueros, impulsado por la alta demanda energética. Su cotización superó el viernes en Europa el máximo histórico alcanzado hace dos meses. De hecho, el crudo tipo brent para entrega a tres meses (referencia en el viejo continente) rozó los 58 dólares por barril, llegando a cambiarse a 57,9 en el mercado de Londres, por encima del anterior récord de 57,65 dólares cosechado el 4 de abril. Asimismo, el West Texas, de referencia en EE UU, llegó a 58,6 dólares, 1,9 dólares más que sólo un día antes. También máximo.

Varias causas explican este comportamiento alcista de las cotizaciones internacionales de esta materia prima. La principal es que la fuerte demanda de China y de Estados Unidos ha elevado la tensión en el mercado por la limitada capacidad de refino que hay a nivel mundial. Ello aumenta, a su vez, el temor de que la oferta no logre satisfacer la demanda el próximo invierno. 'La fuerte demanda se mantendrá pese a que el petróleo está realmente caro', avisa Sam Tilley, jefe de la casa de corretaje Sucden UK, informa Reuters.

Lo cierto es que de nada ha servido que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) acordara esta misma semana aumentar en medio millón de barriles por día su techo de producción diaria, a partir del 1 de julio, y en otros 500.000 barriles en un futuro próximo si los precios se mantienen altos.

Los analistas lo tienen claro para explicar esta aparente paradoja: el aumento de la producción acordado no ha hecho más que oficializar (hacer público) lo que el cartel ya llevaba haciendo realmente desde hace semanas. Por eso los precios no han tirado a la baja.

En segundo lugar, sigue pesando como una losa datos como el bajo volumen de existencias en EE UU y el hecho de que las refinerías en Norteamérica estén operando a casi su máxima capacidad. A este último argumento se une también la OPEP. La organización, que controla el 40% de la producción mundial de crudo y dos tercios de las exportaciones, cree que los altos precios del petróleo no se deben a una falta de producción de crudo sino a la escasa capacidad para refinar, en Europa y Estados Unidos, el crudo ya extraído. Mientras tanto, los precios continúan subiendo como la espuma.

Gasolinas y gasóleo alcanzan su récord

Los consumidores están notando el encarecimiento del petróleo. Los precios medios de los distintos tipos de gasolinas y gasóleos marcaron el viernes nuevos máximos históricos en España por tercer día consecutivo.

Según los datos del Ministerio de Industria, el precio medio de la gasolina sin plomo 95 ha pasado de 84,3 céntimos de euro por litro el 3 de enero (primer día laborable del año) a 95,5 céntimos, 11,2 céntimos más, lo que significa un incremento del 13,2% en lo que va de año.

En la misma línea, el coste de la nueva súper aditivada (gasolina 97) se ha incrementado 12,2 céntimos, pasando de 91,5 céntimos a 1,03 euros, un 13,3% más.

El precio de la sin plomo de 98 octanos se sitúa en 1,054 euros, frente a los 93 céntimos de principios de año (13,3% más) El gasóleo de automoción pasa de 80,8 a 89,9 céntimos (11,1%).