Vivienda

Las regiones piden que la VPO se pueda vender en el mercado libre

La comunidades autónomas gobernadas por el PP y algunas socialistas manifestaron ayer a responsables del Ministerio de Vivienda su total rechazo a una de las novedades del futuro plan 2005-2008: el mantenimiento de la calificación protegida durante toda la vida útil del inmueble. Las regiones quieren que los pisos puedan venderse en el mercado libre.

Los directores generales de Vivienda de las comunidades autónomas estaban citados ayer en la sede del Ministerio para preparar la conferencia sectorial que estaba previsto celebrar el próximo lunes día 20. Sin embargo, después del grave desacuerdo con que finalizó el encuentro, los responsables del Ministerio aseguran que 'hay que tomarse una semana más de reflexiones'.

Los cuatro puntos donde el acuerdo parece imposible son: el mantenimiento de la calificación de protegida durante toda la vida útil de la vivienda, la creación de un registro de demandantes de pisos de protección oficial (VPO), la negativa a financiar casas en régimen de alquiler con opción a compra y la falta de concreción de cómo se llevará a cabo el régimen transitorio de un plan a otro. De todas las opiniones y reproches que pudieron oírse ayer en el transcurso de la reunión, destacan las quejas expresadas por Andalucía, Aragón y Extremadura, las tres gobernadas por el PSOE. La primera recordó que establecer un nuevo marco jurídico para las casas de protección es una clara 'invasión de competencias'. Aragón mostró su disgusto por el mantenimiento de la calificación durante toda la vida útil de los pisos, mientras Extremadura, en esa misma línea, reclamó mecanismos que permitan cierta flexibilización.

Por su parte, los responsables autonómicos del PP se mostraron al término de la reunión 'decepcionados por el texto que se nos ha intentado presentar como definitivo, ya que no recoge ninguna de las alegaciones de fondo, pero a la vez arropados por algunos dirigentes socialistas'.

Por este motivo, tanto populares, como socialistas, se mostraron esperanzados de que el Ministerio introduzca finalmente en el real decreto las modificaciones reivindicadas. Otra de las preocupaciones comunes es cómo abordar los cambios legales que requiere el plan sin que se paralice la promoción.

España, destino inmobiliario preferido por los británicos

España es el destino favorito de los británicos que compran segundas viviendas en el extranjero, seguido por Francia y Estados Unidos, según datos de Estadística. Atraídos por el sol y los bajos precios, 69.000 británicos adquirieron propiedades en España entre 2003 y 2004, de 257.000 personas que compraron casas fuera del Reino Unido. Unas 51.000 personas compraron casas en Francia y 15.000 en Estados Unidos. Actualmente, 5.000 británicos tienen casa en Portugal y unos 2.500 en Italia. En los últimos años ha habido en Reino Unido un auténtico auge de la inversión inmobiliaria en el exterior.