Software libre

Sun publica buena parte del código fuente del sistema operativo Solaris

Sun hará hoy público para desarrolladores y usuarios una parte importante del código fuente de su último sistema operativo, Solaris 10, hasta cinco millones de líneas de texto relativas a núcleo y a las funciones de red que podrán copiarse, modificarse y distribuirse libremente. La compañía pretende recortar así la distancia que le separa de competidores como Microsoft, HP o Linux, tanto en servidores como en equipos domésticos.

Solaris, sistema operativo de Sun, es una de las versiones más populares de Unix, utilizado normalmente en entornos muy exigentes que requieren sistemas de gran estabilidad y capacidad, como los servicios financieros o la gestión de tráfico aéreo. El software de Sun compite con Windows de Microsoft, una versión de Unix fabricada por IBM llamada AIX, y con la producida por HP de nombre HP-UX. Por si fuera poco, en los últimos años se ha sumado con fuerza Linux, sistema operativo libre que los internautas pueden descargar, copiar, modificar y distribuir libremente.

Ante toda esta competencia, Sun empezó a ofrecer en febrero Solaris 10, la última versión de su sistema operativo, como una descarga gratuita desde su página web para los usuarios registrados, incluido el uso del software con fines comerciales. Solaris funciona tanto en los servidores con el procesador Sparc de Sun como los que utilizan el chip Opteron AMD.

Jonathan Schwatz es el directivo de Sun que anunció en junio de 2004 la 'liberación' del código fuente de Solaris, un sistema operativo disponible desde hace meses pero cuyo código se conocerá hoy. Al cumplirse lo que anunció hace ahora un año, explica el movimiento de Sun porque "cuanta más gente use Unix [sistema en que se basa el de Sun], Solaris y Open Solaris, mayores oportunidades habrá para vender el hardware, la infraestructura y los servicios necesarios".

MÁS INFORMACIÓN

En opinión de Schwartz, el salto de Solaris al mercado de sistemas operativos de código abierto no significa la renuncia al beneficio económico, sino la desaparición de "barreras para el crecimiento del beneficio". Sun espera que al hacer público el código de su sistema operativo más estudiantes se interesarán por su uso, más desarrolladores encontrarán fácil crear aplicaciones para Solaris, y más expertos podrán acceder a los conocimientos necesarios para hacerse administradores de estos sistemas.