Consumidores

FACUA denuncia a Vodafone por activar un servicio sin permiso del cliente

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) ha denunciado a Vodafone por dar de alta a sus clientes en el servicio de roaming, para la realización y recepción de llamadas internacionales, sin que éstos lo hayan solicitado ni dado su consentimiento expreso. Vodafone afirma que es una acción ¢completamente legal¢ que busca facilitar a sus clientes darse de alta.

FACUA, que ha presentado su denuncia ante la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y el Instituto Nacional del Consumo del Ministerio de Sanidad y Consumo, advierte que esta práctica es una cláusula abusiva contraria a la Ley 26/1984, de 19 de julio, General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, que en el punto 23 de su disposición adicional primera prohíbe "la imposición al consumidor de bienes y servicios complementarios o accesorios no solicitados".

En las últimas semanas, clientes de la compañía de telefonía móvil han recibido el mensaje: "Vodafone publicidad. Vodafone le va a activar sin coste el servicio de Roaming. Si no lo desea, envíe un sms gratuito al 5411 indicando roaming antes del 05/06/05". La Federación denuncia la ilegalidad de la práctica llevada a cabo por Vodafone, que se agrava por el hecho de que puede conllevar un perjuicio económico para los usuarios que durante sus vacaciones reciban llamadas desde España y las acepten sin ser conscientes de su origen y/o del hecho de que implican un coste para ellos.

Vodafone dice que es una acción ¢completamente legal¢

Fuentes de Vodafone han indicado a Europa Press que la suscripción a los servicios de roaming es una acción de comunicación ¢completamente legal¢ que busca facilitar a sus clientes darse de alta, una opción que por defecto está desactivada, pero muchos clientes no lo saben.

La operadora explica que es habitual que los clientes que viajan al extranjero se encuentren con que no tienen el servicio activado, con lo que no pueden recibir y realizar llamadas. En ese caso, deben llamar al servicio de atención al cliente, que no es gratuito desde el extranjero, mientras que este sistema de activación sí lo es.

Desactivación gratuita

Normalmente, si alguien llama desde España a un usuario que esté en el extranjero, la llamada no puede completarse salvo que tenga activado el servicio de roaming. En ese caso, si el usuario contesta, tiene que asumir la parte del precio de la llamada correspondiente al trayecto internacional. Concretamente, en el caso de Vodafone, entre 0,68 y 1,90 euros más IVA por minuto, en función del país.

FACUA advierte que la compañía no puede escudarse en que los usuarios tienen derecho a desactivar el servicio de forma gratuita, no sólo porque esto no le exime de vulnerar la Ley 26/1984, sino por el hecho de que si la baja tuviese un coste incurriría en otra práctica ilegal.