CincoSentidos

El último baile de Romeo y Julieta

La trágica historia de los amantes de Verona vuelve a los escenarios. Romeo y Julieta cobran vida en la nueva versión que la compañía de danza contemporánea Metros y el coreógrafo Ramón Oller hacen de la novela de Shakespeare.

Esta adaptación, la tercera que realiza Oller, sitúa a los dos jóvenes en un vertedero. 'Es una versión diferente porque mi percepción de la danza y mi manera de entender la creación cambian constantemente', explicó. El coreógrafo ha reinterpretado la historia de las dos familias enfrentadas y la ha hecho más comprensible para el gran público. 'La danza y su estética no pueden ser estáticas, han de ser constantemente recreadas', apuntó.

Aunque algunos de los pasajes de Romeo y Julieta recuerdan a la película West side story, el creador advierte de que no ha pretendido llevar a cabo una nueva versión del musical. En 1996, Oller realizó la primera representación de la historia, que bautizó como Barbacoa pasional y que fue bien recibida por crítica y público tras su estreno en el festival Grec de Barcelona. Lo mismo ocurrió en 1997 con su segunda aproximación a la novela, Romy & Juliet, que recaló en el Poliorama.

Durante la presentación de la obra, Oller habló de su necesidad de reinterpretar la historia de las dos familias enfrentadas. 'Necesito volver sobre este drama para cargar las pilas, necesito dejarme seducir una vez más por esta gran historia porque es una pieza que significa mucho para mí'. En esta ocasión, los dos enamorados no se conocen en un baile de máscaras en casa de Julieta como sucede en la obra de Shakespeare, sino en un partido de fútbol.

En el montaje participan 12 bailarines, entre los que destacan Joana Rañé, en la piel de Julieta, y Golan Yosef, como Romeo. El espectáculo, que se estrenará el próximo miércoles en el Poliorama (Las Ramblas, 115) y permanecerá en cartel hasta el 10 de julio, supone la vuelta de Oller a los escenarios barceloneses tras Carmen, su anterior montaje, que fue visto por un total de 14.000 personas en el Teatre Victòria de la ciudad. Ramón Oller ha creado a lo largo de su trayectoria profesional más de 40 obras. Ha trabajado para la Compañía Nacional de Danza, Ballet Nacional de España, la compañía de Cristina Hoyos, Dagoll Dagom o el Gran Teatro del Liceo.