Bolsa

Los inversores responden a los malos datos con compras

Jornada positiva en los mercados europeos donde todos los grandes parqués han cerrado con beneficios. El alto precio del petróleo y la caída de la cotización del euro no han sido suficientes para dejar la jornada en negativo, y explican los analistas que han sido las ganas de comprar por parte de los inversores, las que han llevado a las bolsas a cerrar en positivo. El principal indicador del mercado español, el Ibex-35, ha subido en la sesión de hoy un 0,19%, hasta 9.579 puntos.

En parecidos términos han cerrado el resto de mercados nacionales de referencia, así el Índice General de Madrid ha ganado un 0,12% y el tecnológico Ibex Nuevo Mercado ha avanzado un 0,07%. Los grandes valores del mercado obtenían ganancias, excepto grupo Santander, que ha perdido un 0,11%, con avances del 0,81% para Telefónica; del 0,39% para BBVA; del 0,90% para Repsol YPF; del 0,33% para Iberdrola, y del 0,66% para Endesa. La gran derrotada de la jornada ha sido Inditex que tras presentar resultados hoy, se ha dejado un 6,6%.

Por otro lado, el euro ha bajado hoy en las últimas horas de cotización en Francfort y esta tarde se pagaba a 1,2039 dólares, frente a los 1,2046 dólares del mediodía. El Banco Central Europeo (BCE) ha fijado hoy su cambio oficial en 1,2062 dólares.

Wall Street abre con una leve tendencia a la baja

Las bolsas de Nueva York han tomado una leve tendencia a la baja en la apertura de hoy, en una jornada con escasas noticias económicas o de empresas que afectasen significativamente el mercado.

Al poco de su apertura, el promedio del Dow Jones de Industriales, el índice más importante de Wall Street, cedía hoy un 0,27%, hasta las 10.484,12 unidades, mientras que el índice del mercado tecnológico Nasdaq, donde cotizan las empresas de nuevas tecnologías e internet bajaba un 0,05%, hasta los 2.061,90 puntos.

En la mañana de hoy se informó de que el presidente ejecutivo de la financiera estadounidense Morgan Stanley, Philip Purcell, dejará su cargo a más tardar en marzo del año próximo. Purcell tomó esta decisión por una serie de problemas internos y la renuncia de un importante grupo de ejecutivos. Como respuesta a su renuncia, las acciones de la empresa subían 1,46 dólares, o un 2,93%, hasta los 51,34 dólares.

A juicio de los analistas el alza sería mayor si la empresa no hubiese anunciado también que sus resultados en el segundo trimestre no lograrán cumplir las proyecciones de los expertos debido a la debilidad del mercado.

Por su parte, las acciones de la cadena de restaurantes de comida rápida McDonald's bajaban 0,44 dólares, o un 1,5%, a 29,09 dólares debido a informaciones sobre un posible nuevo caso del mal de las "vacas locas" en EE UU.