Bolsas

Las expectativas bajistas de tipos llevan a máximos a las eléctricas

Tiempos de cambio en las eléctricas. 'España está en el medio de una serie de cambios regulatorios (...) que llevará una mejora en la visibilidad de beneficios y dividendos, la piedra angular de la cotización', explica Merrill Lynch. El banco apunta a un ganador en este proceso: Endesa. Pero el hecho es que las tres grandes eléctricas (Endesa, Iberdrola y Unión Fenosa) cotizan en máximos. Los expertos explican esta dinámica por el entorno bajista de tipos de interés.

Endesa e Iberdrola registraron el viernes un nuevo precio máximo, al cerrar respectivamente a 18,07 y 21,33 euros. Unión Fenosa se mantuvo a sólo 48 céntimos de los 25,11 euros del lunes pasado, que suponen el precio más alto de su trayectoria. Es que son compañías que pagan mucho dividendo, con lo que constituyen un buen valor defensivo, y además están fuertemente endeudadas, por lo que son más sensibles que otras empresas a las bajadas de tipos', explica Fernando García, de Espírito Santo.

Desde enero, Unión Fenosa avanza un 27,29% e Iberdrola, un 14,06%. Por contra, Endesa es incapaz de batir la rentabilidad del Ibex; sube un 4,51% frente al 5,29% del selectivo.

Merrill Lynch señala que la mala racha de Endesa 'se debe a la convicción del mercado de que tiene mucho que perder, especialmente en cuanto a la reducción de los CTC costes de transición a la competencia. Endesa es el probable ganador de la reforma de la distribución y regulación del sistema extrapeninsular el de Canarias y Baleares', afirma Merrill Lynch, que aconseja comprar.

Banco Urquijo reconoce que Endesa es su valor preferido dentro del sector, tanto por el atractivo del precio como por la rentabilidad por dividendo que ofrece. 'Iberdrola es un valor que veo más en precio y Unión Fenosa tiene un componente muy especulativo, por sus participaciones en Cepsa y en Auna', explica Javier Ágrela, analista de Banco Urquijo.

Restricciones tarifarias

Una de las reformas que los analistas esperan con especial interés es la de las restricciones tarifarias, que según los cálculos de Merrill Lynch producen un déficit tarifario de alrededor de 600 millones de euros.

En este sentido, el director del Libro Blanco sobre la energía eléctrica, Ignacio Pérez Arriaga, sugirió el jueves pasado una subida del precio de la luz, cuya factura supone sólo el 2,4% del presupuesto de las familias. La expectativa de un incremento tarifario animó al día siguiente la cotización de del sector. En esta ocasión, la que más subió fue Endesa; ganó un 0,84%.