Fondos

Ventajas de emular un índice

Los fondos de inversión cuyo objetivo es replicar un índice de mercado, como pueda ser por ejemplo el Ibex 35, se les conoce en su terminología anglosajona como index trackers. Estos son fondos que pueden utilizar diferentes técnicas de gestión con una misma vocación, la de igualar la rentabilidad que proporcione el índice. Por ello, su estilo de inversión se considera pasivo, como contraposición a la gestión activa, en la que el gestor trata de batir el índice de referencia mediante la selección de valores, la distribución de activos o el market timing, entrar y salir del mercado en función de las expectativas del gestor.

Indudablemente, existen varias ventajas en este tipo de fondos frente a los de gestión activa. Una de ellas es las relativamente bajas comisiones de gestión, derivadas de que realizar gestión pasiva, en principio, es menos costoso que la activa. Un análisis de las comisiones de gestión y depósito cargadas a los fondos de renta variable española pone de manifiesto que en aquellos que no son index tracker su media es del 1,77%, en contraposición a los que sí lo son, que cargan un 1,53% por término medio.

Otra ventaja que suele aducirse es que la gestión activa no ha sido capaz de demostrar históricamente que puede superar a los índices de referencia. Existen numerosas estadísticas en un sentido y otro, por lo que no es fácil ponerse de acuerdo. Pero lo que admite poca discusión es que hay bastantes fondos en el mercado que efectivamente no son capaces de batir los índices, así que el riesgo que existe es real.

El mercado de fondos español ofrece en la actualidad cerca de 100 fondos que buscan replicar diferentes índices. La gama más amplia, como cabría esperar, es la de aquellos cuyo índice de referencia es el Ibex 35. De esta categoría se pueden encontrar unos 20 fondos. Sin embargo, existen bastantes otras opciones y así encontramos 15 fondos cuyo índice es el Dow Jones Euro Stoxx 50 de la zona euro, nueve fondos que tratan de replicar el S&P 500 norteamericano y cuatro que igualmente tienen como objetivo replicar el Nikkei 225 japonés.

Es interesante repasar cómo se han comportando en realidad los fondos index tracker en España. Tomando en consideración aquellos que buscan replicar el Ibex 35 observamos que sus retornos medios han superado a los del índice.

De este modo, mientras que el Ibex 35 se ha revalorizado un 17,08% en los 12 últimos meses, la media de estos fondos se eleva al 18,69%. Lo transcurrido del año 2005 no es diferente y cuando el Ibex lleva un 4,48% de subida, los index tracker proporcionan un 5,40%.

Por último, si tomamos periodos de más largo plazo como tres y cinco años las diferencias de rentabilidad acumulada a favor de los fondos son del 3,58% y del 3,57% respectivamente.

Pareciera entonces que los fondos que tratan de replicar el Ibex 35 están fallando ligeramente en su objetivo, pero por exceso, lo que son excelentes noticias para sus inversores. Sin embargo, la razón fundamental para ello, algo que se repite de manera errónea en muchas comparativas entre fondos e índices, se encuentra en que los valores que componen la cartera del fondo pagan dividendos, y en los fondos de acumulación españoles éstos se reinvierten en el propio fondo.

Los principales índices de mercado internacionales más usados, como el Dow Jones Euro Stoxx 50, el S&P 500 o el propio Ibex 35 español, están calculados sólo en base a las cotizaciones de sus componentes, pero no contabilizan los dividendos pagados por los mismos.

Teniendo en cuenta que la rentabilidad por dividendo media actual del Ibex, según la información de Reuters, se sitúa en un atractivo 2,27%, el supuesto exceso de rentabilidad de 1,61% interanual (18,69% sobre 17,08%) queda parcialmente explicado. En cualquier caso, teniendo en cuenta el efecto negativo de las comisiones sobre la rentabilidad final, podemos afirmar que los gestores han venido realizando un buen trabajo.

La diferencias entre los distintos fondos no son grandes, como se podría esperar, pero en cualquier caso existen. Entre los mejores, destacamos a Uno-e Ibex 35 y Serfiex Ibex 35 Índice gracias a sus bajas comisiones y a ING Direct Fondo Naranja Ibex 35 por su buena gestión.

Análisis. Técnicas para replicar

Existen varias maneras de replicar un índice en la cartera de un fondo de inversión y todas en principio son válidas

La más obvia y una de las más efectivas es comprar las acciones que forman parte del índice en la misma proporción. Esto es posible en índices con pocos valores.

Otra opción es la de invertir en una cartera fundamentalmente de renta fija y conseguir la réplica a través de instrumentos derivados sobre el índice bursátil.

Una combinación de ambas también es bastante habitual.