Conflicto comercial

La Unión Europea y EEUU dirimen ante la OMC el conflicto por las ayudas al sector aeronáutico

La Unión Europea y Estados Unidos abren hoy su contencioso ante la Organización Mundial de Comercio por las ayudas públicas, calificadas por cada una de las partes contrarias como ilegales, que se han ido concediendo a las constructoras aeronáuticas Airbus y Boeing en los últimos 13 años.

Este proceso, que puede convertirse en la mayor disputa de la historia de la OMC, se inicia el mismo día que el prestigioso Salón Aeronáutico de Le Bourget, en París, que cada año escenifica la rivalidad entre ambos fabricantes.

Acusación mutua

La Unión Europea se basa en los subsidios concedidos a "virtualmente todos los programas de Boeing" y en particular a "las ayudas sin precedente" del Estado de Washington -donde se encuentra la factoría de Boeing de Seattle- destinadas al nuevo programa 787 de Boeing.

De acuerdo con la UE, estas ayudas ascienden a 7.000 millones de dólares (5.770 millones de euros) y se canalizaron a través de exenciones fiscales, infraestructuras y otros subsidios laborales. Desde 1992, y según las cifras que aporta la UE, Boeing se ha beneficiado en total de 30.000 millones de dólares (24.740 millones de euros) en ayudas.

Al otro lado del Atlántico, Washington cifra en 3.200 millones de dólares (unos 2.640 millones de euros) las ayudas directas que ha recibido el grupo europeo sólo para el desarrollo del proyecto del A380, el avión de pasajeros más grande del mundo, que se eleva a 6.500 millones (5.360 millones de euros) si se contabilizan además las ayudas indirectas.

Hasta nueve meses para el arbitraje

La administración Bush añade a su queja la aprobación por la Unión de un nuevo paquete de ayudas, por un importe de 1.700 millones de dólares (unos 1.400 millones de euros) para el lanzamiento del A350.

El proceso pasará ahora por el trámite del arbitraje de un comité de expertos, que tardará al menos 9 meses en emitir su laudo, y que puede ser apelado. Tras esa apelación, el país condenado tendrá que respetar la decisión en un plazo ¢razonable", que también se negocia.

El acuerdo de 1992

El acuerdo bilateral UE-EEUU de 1992 limitaba el importe de las ayudas directas europeas para los nuevos programas de aviación al 33% del coste total, con un plazo de devolución máximo de 17 años. Por parte de los EEUU, los apoyos indirectos a través de los programas de defensa o de la NASA se establecían en un máximo del 3% del volumen de negocios de la industria americana de aviación comercial.