Informe mensual

El BCE admite que el rechazo francés a la Constitución ha dañado al euro

El rechazo de la Constitución europea en Francia ha podido contribuido a aumentar un sentimiento negativo contra el euro, según admite el Banco Central Europeo en su boletín de junio, publicado hoy. La moneda única ha bajado a mínimos de siete meses, cayendo un 2,8% desde que se conoció el "no" francés a la constitución europea, y un 5,6% desde abril, y cotiza en torno a 1,22 dólares.

En su informe, el Banco Central también se refiere a las perspectivas de crecimiento de la zona euro para los próximos meses, que considera que siguen siendo moderadas, mientras que la presión inflacionista permanece contenida.

En el mismo nivel durante dos años

Repite así la idea transmitida mediante la decisión del pasado jueves, de mantener los tipos de interés en el 2%, por 24º mes consecutivo, de que hay que animar el crecimiento económico, pero con la vista siempre puesta en la inflación.

Y es que, aunque los riegos de alzas desmesuradas de precios están contenidos a medio plazo, la entidad señala el papel que puede jugar la escalada de precios del petróleo, difícilmente controlable, y que podría obligar al BCE a modificar su política de tipos.

El informe se publica en una semana especialmente revuelta en la Unión Monetaria. A los sucesivos rechazos de Francia y Holanda de la constitución europea les siguieron las declaraciones de la Liga Norte italiana, que pide la vuelta de la lira, y posteriormente los rumores sobre posibles bajadas de tipos, desmentidos en parte por el Jean-Claude Trichet, presidente de la entidad, y alimentados de nuevo por Rodrigo Rato, el director del FMI.