Inmobiliario

La Caixa cuenta con suelo para promover 3.000 pisos baratos

La Caixa se ha volcado de lleno en uno de los problemas que más preocupan en España: el de la vivienda. A través de convenios con diversos ayuntamientos, la entidad financiera prevé invertir 255 millones en casas protegidas de alquiler. Cuenta con suelo para promover 3.000 viviendas a medio plazo.

Los requisitos para acceder a una de estas viviendas protegidas de alquiler son rigurosos: ser menor de 35 años o mayor de 65, tener unos ingresos brutos anuales inferiores a 12.500 euros, no tener cargas familiares de más de dos miembros y tener nacionalidad española. Por 'riguroso sorteo', según recalca La Caixa, promotora de este proyecto, los solicitantes podrán acceder a una vivienda de entre 42 y 61 metros cuadrados por unos 240 euros al mes durante cinco años.

La entidad financiera catalana ha tomado la delantera a las mayores promotoras y se ha convertido en una de las empresas más activas en vivienda social. A través de convenios con diferentes Ayuntamientos de España, la caja de ahorros se ha comprometido a construir 3.000 viviendas de alquiler accesible dirigidas a los sectores más desprotegidos de la sociedad.

La primera de estas promociones se inauguró ayer en Vicálvaro (Madrid), en un acto presidido por el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón. Los 148 pisos de este primer proyecto se han construido sobre una parcela enajenada por el Ayuntamiento de Madrid mediante concurso público.

Además, a través de acuerdos de colaboración con la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo, 30 de estas casas se han reservado para solicitantes que no hayan resultado adjudicatarios del Plan Primera Vivienda convocado por el consistorio madrileño.

A partir del mes de noviembre, los beneficiados podrán empezar a habitar los pisos por un periodo improrrogable de cinco años. Sólo los mayores de 65 años podrán pedir una ampliación del plazo. Los tres edificios, construidos por Larcovi, constan de espacios comunes, zona ajardinada y plazas de garaje opcionales. Además, las casas cuentan con cinco portales independientes, dos para personas mayores y tres para jóvenes.

La Caixa tiene en marcha más proyectos de este tipo en diferentes localidades españolas. El problema, según resaltó ayer Ricardo Fornesa, presidente de la entidad, es la dificultad de encontrar suelo. 'El que tenemos disponible ahora nos permitirá construir 3.000 viviendas', señaló Fornesa.

La Caixa se compromete a no obtener ningún beneficio con este proyecto, según afirmó su presidente. 'En el caso de que obtuviéramos alguno, lo reinvertiremos en vivienda social'.

Plan para dinamizar los barrios más deteriorados

La zona donde La Caixa ha inaugurado su primera promoción de vivienda protegida está siendo objeto de un Plan Especial de Inversiones en el que se incluyen nueve actuaciones. La más importante, según señaló ayer Gallardón, es la construcción de una pasarela que une el casco urbano con la estación de Cercanías y Metro de Madrid, inaugurada la pasada semana.

El distrito de Vicálvaro, uno de los más deteriorados de la capital, se encuentra dentro de un plan del Ayuntamiento de incrementar el equilibrio social y territorial que se aplicará también en otros distritos, como el Ensanche de Vallecas. La intención del Ayuntamiento es dinamizar el mercado del arrendamiento de pisos mediante un nuevo modelo de gestión: la Agencia del Alquiler, un servicio público gratuito que ya gestiona 1.269 pisos en toda la Comunidad, sobre todo en la zona Centro.