Tecnología

Siemens paga 300 millones para salir del negocio de móviles

El grupo Siemens ha vendido su deficitario negocio de móviles a la taiwanesa BenQ, que utilizará la marca alemana durante cinco años. Siemens pagará 250 millones de euros y adquirirá otros 50 millones en acciones de BenQ.

BenQ pasa de ser un grupo prácticamente desconocido en Europa y Latinoamérica a convertirse en una de las compañías más reconocidas en el negocio de fabricantes de teléfonos móviles.

La firma taiwanesa y el grupo alemán comunicaron ayer el acuerdo alcanzado por el que BenQ se hace con la deficitaria división de móviles de Siemens -pierde un millón de euros diarios y emplea a 6.000 personas en el mundo- recibiendo a cambio una inyección de 250 millones de euros de la multinacional alemana, que también se compromete a adquirir 50 millones en acciones de BenQ (cerca del 2% del capital. Las compañías prevén cerrar el contrato, sujeto al beneplácito de las autoridades reguladoras y de competencia, el próximo 30 de septiembre. Las acciones del grupo alemán subieron ayer un 1,39% en la Bolsa de Fráncfort.

El acuerdo contempla la adquisición por parte de BenQ de las fábricas de Siemens en Kamp-Lintfort (Alemania) y en Manaus (Brasil) y sus centros de investigación y desarrollo en Beijing (China), Munich y Kamp-Lintfort. Además BenQ podrá emplear la marca Siemens de forma compartida durante cinco años.

El sindicato industrial del metal IGM calificó la venta a BenQ de 'una decisión estratégica equivocada', informó la agencia Efe. BenQ indicó en su comunicado que los principales directivos de la división de móviles de Siemens pasarán a formar parte de la nueva cúpula que dirigirá la empresa.

Escasa presencia en España

BenQ es una multinacional que fabrica y vende aparatos electrónicos relacionados con las telecomunicaciones, desde móviles hasta pantallas de televisión y cuenta con una plantilla de 14.500 personas en el mundo. En España, donde opera desde hace cuatro años, emplea a 22 personas y distribuye sus productos a través de mayoristas. La empresa planeaba introducir sus móviles en el país tras el verano, según indicó ayer un portavoz de la empresa.

Siemens vendió 4,5 millones de teléfonos móviles en España el año pasado. El área de telecomunicaciones, que engloba a móviles, facturó en 2004 cerca de 1.000 millones de euros.

Un portavoz de la empresa indicó que el grupo Siemens se mantendrá como patrocinador del Real Madrid, en lugar de su filial de móviles. Por parte de la compañía taiwanesa se apuntó que la empresa negociará en los próximos días las rescisión o el mantenimiento de las acciones de marketing de la división de la empresa alemana.

T-Online invierte en Francia y España

T-Online, la división de internet de la alemana Deutsche Telekom, aseguró ayer que invertirá entre 800 millones y 1.000 millones de euros en Francia y España, entre 2005 y 2007. De esa cantidad, unos 500 millones se dedicarán a construir infraestructura de red, y el grueso será invertido en el país galo.

La empresa destacó que su red francesa se inaugurará el próximo mes de noviembre y que abarcará el 50% de los usuarios de internet del país a final del año. La compañía prevé lanzar nuevos servicios como el vídeo bajo demanda en diciembre.

El proveedor alemán, que opera bajo el nombre de Club Internet en Francia, explicó que quiere aumentar en ese país su cuota de mercado en banda ancha a más de un 15% desde el 5% actual. Igualmente, su objetivo es alcanzar una cuota del 15%-20% en el mercado español.

La filial francesa de T-Online ha anunciado también un acuerdo con Microsoft para expandirse en el terreno de televisión por internet.