Alerta

Aviso para los 'hedge funds'

Además de señalar que no entiende por qué los tipos a largo plazo bajan mientras los tipos a corto suben, Alan Greenspan alertó sobre los riesgos que este movimiento tiene sobre los hedge funds. Una advertencia sobre los efectos secundarios del dinero barato que ya lanzó el FMI hace dos meses. 'Después de un crecimiento muy rápido, la industria puede contraerse, y los gestores ricos e inversores ricos podrán ser menos ricos'. Los tipos de interés bajos han permitido a los hedge funds pedir dinero barato -al euribor, normalmente- para invertirlo en deuda de largo plazo, con tipos de entre el 4% y el 5%. La inversión a crédito en bonos de EE UU se ha multiplicado por tres en los últimos cuatro años, hasta llegar a los 850.000 millones de dólares. Es lo que Greenspan llamó ayer la fruta más fácil de coger.

Pero al subir los tipos cortos y bajar los largos no hay tanto margen de beneficio, lo que ha colocado la industria en una situación delicada. Hace dos semanas corrieron rumores sobre posibles agujeros financieros en este tipo de productos. 'La proliferación de hedge funds hace más difícil que prosperen porque el mercado es más duro', explica Rodman Wright, gestor de Pioneer Investments. 'Están viviendo un mal momento porque el mercado de crédito no funciona como anticipaban'. Greenspan alertó, además, que los esfuerzos por buscar rentabilidades por encima de la media pueden generar riesgos que no compensan, y apuntó que un número significativo de estrategias están resultando decepcionantes.