Constructora

El grupo Gomendio cumple 50 años de singular actividad inmobiliaria

El ingeniero Esteban Gomendio fundó en 1955 Gomendio Ingenieros, con vocación constructora de obra civil y de rehabilitación, pero cincuenta años después se ha convertido en un grupo configurado como un holding, integrado por siete sociedades, y en el cual trabaja ya la tercera generación de la familia.

A pesar de llevar operando en la capital de España tantos años, es una desconocida para el gran público, y sin embargo sus obras son realmente singulares.

En residencial destaca la promoción de El Soto de la Moraleja, comenzada en 1961, un complejo integrado por 3.200 viviendas. En terrenos adyacentes construyó a comienzos de los años noventa, también con un concepto de baja densidad de edificación, el Miniparc, un centro de oficinas de más de 50.000 metros, que asemeja en alguna forma los parques tecnológicos más antiguos, con 12 edificios de baja volumetría.

Los tiempos han cambiado y Gomendio, tras facturar el año pasado 100 millones, y con 125 empleados, aprovechará ahora la gestión de suelo realizada en años anteriores, cuando adquirió importantes bolsas en Alicante y Murcia.

El grupo cuenta con más de 600.000 metros cuadrados entre Orihuela y Torrevieja, donde construye 6.000 viviendas, hotel y residencia de la tercera edad. En Murcia, al igual que muchos otros promotores ha adquirido terrenos en el interior para desarrollar un complejo con campo de golf y 3.000 viviendas.

Fiel a su tradición, Gomendio integra prácticamente todo el negocio a través de las diversas sociedades, desde la compra y gestión del suelo, hasta la venta o el alquiler de inmuebles, lo que le da ventajas competitivas en planes como los de construir vivienda de alquiler con opción de compra.