Política

Schröder y Chirac abogan por continuar con el proceso de ratificación constitucional

El canciller alemán, Gerhard Schröder y el presidente francés, Jacques Chirac, se reunieron en Berlín el pasado sábado por la noche para intentar buscar una salida a la crisis institucional desatada en la Unión Europea tras el rechazo al Tratado Constitucional en los referendos de Francia y Holanda. Ambos líderes abogaron por no abandonar la idea de Europa y proseguir con el proceso de ratificación establecido.

'No se debe abandonar la idea de Europa porque haya dificultades, sino solucionar esas dificultades con base en la idea europea', señaló tras la cumbre Bela Anda, portavoz de Schröder.

Ahora, según los mandatarios francés y alemán, se trata de encontrar respuestas a las dudas de la gente y de seguir mostrando voluntad de sacar adelante la idea de integración europea. Chirac y Schröder son partidarios de proseguir el proceso de ratificación de la Constitución a pesar de las derrotas del sí en Francia y Holanda puesto que, según dijo Anda, 'cada país tiene el derecho y la obligación de dar su voto' sobre un proyecto tan importante.

Ambos líderes acordaron volverse a encontrar en París el próximo día 10 de junio para profundizar en lo ya tratado el sábado en Berlín.

Primeras medidas de Villepin

El nuevo primer ministro francés, Dominique de Villepin, que tras el rechazo en las urnas a la Constitución en aquel país sustituyó en el cargo a Jean-Pierre Raffarin, empieza a tomar medidas para frenar el descontento social. Hoy se reunirá con sindicatos y patronal en París de cara a la presentación de su programa de Gobierno ante el Parlamento.

Se prevé que el empleo sea uno de los puntos sobre los que gire el mandato de Villepin. El no en el referendo sobre la Constitución ha estado impulsado en buena parte por la precariedad laboral. El propio Chirac exigió al nuevo primer ministro 'un Gobierno para el empleo'.

Atentos a

El 54% de los suizos se pronunció ayer a favor de los acuerdos de Schengen y Dublín alcanzados por la Confederación Helvética con la Unión Europea, según datos oficiales. Los suizos también se mostraron a favor de legalizar las parejas homosexuales.