Teléfonos

Reprenden a Nokia por no anticipar que superaría las previsiones

El primer fabricante mundial de teléfonos móviles ha recibido una reprimenda desde el regulador de la Bolsa de Helsinki. Nokia es culpable de superar con creces sus propias previsiones de resultados para el cuarto trimestre o, más bien, de no avisar con antelación de que las iba a rebasar.

La Comisión de la Bolsa, denominada Rata, no multará a Nokia por ello, pero sí considera que debió alertar, porque la publicación de los resultados el pasado día 27 de enero implicó una diferencia sustancial con respecto a lo previsto y afectó a la cotización.

Según los cálculos de la Bolsa, la compañía tuvo conocimiento de que superaría con mucho su estimación de beneficio por acción antes del 14 de enero, pero no informó de la misma hasta el 27 de enero.

Nokia argumenta que hubiera incurrido en un caso de mala gestión si hubiera ofrecido este dato por separado, por lo que prefirió adjuntarlo a los resultados financieros que iban a ser publicados a finales de enero.

En concreto, las cifras que han creado la discordia fueron unas ganancias por acción en el cuarto trimestre de 0,23 euros. Estos datos mostraban un incremento considerable con respecto a lo dicho por la compañía el 14 de octubre, cuando situó su previsión de ganancias por acción entre 0,16 y 0,18 euros. Entre uno y otro dato existe una diferencia máxima del 44%.

El mismo día en que publicó los beneficios, Nokia también hizo oficial sus datos de facturación. Los 9.100 millones de euros de ingresos en el cuarto trimestre superaron asimismo las previsiones anunciadas.

Subida en Bolsa

La reprimenda del regulador finlandés tiene una base bursátil. Las acciones de Nokia se dispararon casi un 6% el día de la publicación de resultados. Y es que algunas compañías hacen previsiones muy ajustadas para luego superarlas y que las acciones suban.