Remuneración

Iberia planea vincular los salarios a los resultados de la compañía

El consejero delegado de Iberia, Angel Mullor, ha señalado hoy que la aerolínea va a vincular los pagos salariales futuros a los resultados que obtenga la compañía, y recordó que en los últimos tres años se ha dado un incremento medio del 7% anual en los salarios.

Mullor, que ha ofrecido en compañía del presidente de Iberia, Fernando Conte, una rueda de prensa anterior a la celebración de la Junta de Accionistas, añadió que se va a negociar en ese sentido con los sindicatos una congelación salarial para este año, y que a modo de ejemplo un total de 156 personas que componen el staff directivo ya se lo han congelado.

Asímismo, el consejero delegado ha recordado que las mesas de negociación de los cinco convenios que tenemos "con los sindicatos tradicionales" ya están convocadas, y que en ellas "vamos a negociar ese crecimiento salarial cero, aunque somos conscientes de que a nadie le gusta".

En cuanto a las negociaciones con los pilotos, Mullor dijo que aun no se ha convocado la mesa, y que la convocatoria sigue en el aire, aunque "esperamos que en los próximos días se pueda convocar e iniciar las conversaciones".

Compañía de bajo coste

Por su parte, Fernando Conte ha confirmado que Iberia está estudiando "de forma muy seria", la creación de una compañía de bajo coste, dado que es una de las formas "que tenemos de seguir adelante tras la situación de competencia feroz que vive actualmente el mercado europeo".

Para Conte el futuro de la compañía pasa por dos acciones fundamentales, por un lado la creación de esa compañía de bajo coste que pueda competir en servicios con las que actualmente existen en Europa, y, por otro, la adecuación de los costes a la situación del mercado, con acciones como el incremento salarial, o la renovación, ya empezada, de la flota.

"Apostamos por la clase business en largo alcance, y para ellos hemos invertido 100 millones de euros, mientras que en la clase turista queremos aproximarnos cada vez a las compañías de bajo coste", señaló el presidente de Iberia.

Un referente

Por otro lado, el presidente de la aerolínea Fernando Conte, ha reconocido por primera vez que el modelo creado por la fusión de la francesa Air France y la holandesa KLM podría ser un referente para Iberia de cara a una futura consolidación en el sector durante la junta de accionistas celebrada esta mañana. Conte explicó en este sentido que el acuerdo de rutas compartido, iniciado con British Airways va por buen camino, y que ambas compañías seguirán profundizando la alianza en los próximos meses.

El presidente de Iberia ha explicado que "el tiempo ha demostrado que las dudas legales iniciales sobre la fusión Air France y KLM se han disipado" y que este modelo de integración se ha demostrado ser bueno para las grandes aerolíneas. Por otro lado, Conte ha señalado que emplearía las plusvalías que obtiene por la venta de su participación del 18,3% en Amadeus para pagar un dividendo significativo. "Vamos a pagar un dividendo extraordinario con la operación de Amadeus", dijo.

Conte dijo que el importe del dividendo extraordinario aún no se han decidido, aunque agregó que "en todo caso será un dividendo importante". Con la venta de su participación del 18,3% de Amadeus a la recién constituida sociedad WAM, Iberia ya anunció que obtendrá una plusvalía bruta de 600 millones de euros.

Los accionistas de referencia de Amadeus (Iberia, Lufthansa y Air France) constituyeron, junto con los fondos de capital riesgo BC Partners y Cinven, la sociedad WAM para lanzar una OPA sobre el 100% del capital Amadeus. Las aerolíneas acudirán a la OPA al tiempo que toman una participación en WAM, con un capital social mucho más reducido que Amadeus. Iberia participará en WAM con una participación cercana al 11,5%.

Asimismo, Conthe ha explicado que otra parte de las plusvalías se destinarán a la renovación de la flota los próximos meses y también, previsiblemente, a adquisiciones. En este sentido, Conte insistió en la posibilidad de que Iberia adquiera una compañía de bajo coste.