Marketing y publicidad

Coca Cola hace de un sepelio un canto a la vitalidad

Nadie se podría imaginar que las imágenes de un sepelio pudieran expresar tal optimismo. '¿Te has preguntado alguna vez quién iría a tu entierro?', es lo que plantea el nuevo anuncio de Coca-Cola, en el que personajes muy dispares, de todas las edades y razas, forman un animado cortejo que acompaña al coche fúnebre en una fiesta musical hasta el final del camino, cuando el féretro es lanzado al mar donde un enorme pez salta para comérselo. El spot finaliza con un mensaje que se resume en la frase 'Conecta, Comparte, Vive'.

'Coca-Cola habla de la muerte, pero desde una perspectiva de unión, igualdad y de optimismo', describe Félix Muñoz, director de marketing y comunicación de Coca-Cola Iberian Division.

'Coca-Cola transmite de forma continua una visión positiva de la vida y como producto hace tiempo que comunicó los atributos refrescantes que hoy todo el mundo conoce. Pero la marca va más allá y trata de mandar mensajes importantes para sus consumidores, como el que se acuerden de que pueden ser un poquito más felices y hacer más feliz a la gente que les rodea.'

La filial española exporta las campañas realizadas desde aquí

Miguel García Vizcaíno, director creativo de la agencia Sra. Rushmore, creadora del anuncio, comenta que en el fondo es una gran celebración de la alegría de vivir pero con una reflexión detrás ('¿Cómo sería tu entierro?'). 'Es una invitación a vivir la vida a tope, a compartirla con los demás y a exprimir cada momento', explica.

Esta campaña había permanecido guardada durante cuatro años, pero Félix Muñoz señala que no había ningún impedimento, para lanzarla sino que se trataba de elegir el momento adecuado: 'Es bastante normal en esta casa que mantengamos buenas ideas guardadas para encontrar la ocasión perfecta para utilizarla, en lugar de trabajar siempre con prisas en la campaña de la semana que viene. Desde el primer momento vimos que era una idea muy potente, pero que necesitaba que la marca estuviera en un momento de percepción y de notoriedad grande y después del trabajo de cuatro años de comunicación desarrollada en España, Coca-Cola considera que ha alcanzado uno de sus mejores momentos de imagen y es cuando la credibilidad de la marca aguanta este tipo de mensajes, que van más allá de lo puramente comercial', indica el directivo de Coca-Cola.

García Vizcaíno apunta que 'un planteamiento tan rompedor y vanguardista como éste (hablar de la muerte siempre es delicado) necesitaba que el terreno estuviera preparado con el trabajo que ha hecho la marca a lo largo de estos últimos cuatro años.'

Dos versiones

El spot, que cuenta con dos versiones de 30 y de 60 segundos, fue rodado durante siete días por Víctor García, con la productora Lee Films, en Valparaíso, Chile. Y según comenta Muñoz, es 'la campaña más universal' de la compañía estadounidense que se ha hecho hasta ahora: 'En otros anuncios el mensaje está más dirigido a públicos concretos; amas de casa, a jóvenes..., pero en esta ocasión estamos quizás ante la acción publicitaria más universal que lanzamos desde hace mucho tiempo.'

'Este spot utiliza los recursos más potentes que existen en publicidad: la capacidad de hacer pensar a las personas y de traer recuerdos y sensaciones muy particulares de la vida de cada uno; la sorpresa de elementos que mantienen algunas incógnitas en el aire y que hacen que sigas pensando en el spot después de verlo; la música que fija la atención desde el primer momento y que acompaña con su son creciente el ritmo de la película; la diversidad de personajes, algunos reales como los voluntarios del Prestige o los pamplonicas, otros imaginarios como el superhéroe, y otros imposibles como los saltimbanquis, que dan pistas sobre lo rica que puede ser la vida de una persona si se lo propone', concluye Muñoz.