Automoción

Fiat fusiona sus filiales Iveco Pegaso e Irisbus para ganar rentabilidad

Fiat ha decidido fusionar sus filiales españolas de fabricación de camiones y autobuses en España, Iveco Pegaso e Irisbus Ibérica. La razón, según aseguraron fuentes de Iveco Pegaso, es el ahorro de costes que se logrará al evitarse duplicidad de estructuras. Las mismas fuentes subrayaron que, por ahora, no hay previstos recortes de plantilla y que la operación no afectará a la comercialización de los productos de ambas empresas.

Una vez realizada la fusión, Fiat liquidará Irisbus Ibérica e Iveco Pegaso y trasladará en bloque sus activos a la nueva sociedad, que se llamará Irisbus Holding, que comenzará a operar el 1 de enero de 2005.

Iveco-Pegaso facturó el año pasado 1.874 millones de euros, un 8% más que el ejercicio anterior. El 65% correspondió a exportaciones. Irisbus, por su parte, matriculó 1.033 unidades en 2004, lo que le confiere una cuota de mercado del 29%. Las factorías españolas de Iveco Pegaso produjeron 47.734 unidades, lo que supone un crecimiento del 9,3%.

Problemas en Italia

Por otra parte, los problemas de Fiat, la matriz de Iveco Pegaso e Irisbus, se multiplican en Italia. La difícil situación de la compañía se ha visto agravada por la huelga de transportistas en el país desde el 26 de abril. En un principio, el paro se iba a desconvocar el viernes. Sin embargo, esta circunstancia aún no se ha producido, lo que está dañando las entregas del grupo. Fiat España, de hecho, ha tenido que suspender la presentación del nuevo Fiat Croma.