Nissan

Nissan alerta sobre la 'brecha de competitividad' de su planta catalana

El presidente de Renault y Nissan, Carlos Ghosn, aprovechó ayer la celebración del 25 aniversario de la presencia del grupo nipón en España para advertir sobre el diferencial de costes de la planta de la Zona Franca de Barcelona respecto a otros centros de la multinacional. Con todo, reconoció que la factoría es un 'receptor natural' de inversiones.

En su primera visita a España como presidente de Renault, cargo que compatibiliza con el de Nissan, Carlos Ghosn felicitó al equipo de dirección de la mayor planta del grupo en la Zona Franca de Barcelona por los niveles de productividad alcanzados en los últimos tres años. Pero también advirtió sobre la necesidad permanente de reducir costes.

En este sentido, Ghosn sentenció que 'aún existe una brecha de competitividad entre la factoría española y algunas plantas de la multinacional ', sin concretar el referente. Habló, eso sí, de las fábricas de Egipto, Tailandia, China, EE UU y la nueva de Brasil, pero no identificó una planta modelo ni un porcentaje ideal de reducción de costes. Ghosn sentenció que 'comparamos todas las factorías a nivel global. Es nuestra manera de funcionar, porque nuestro objetivo es el cliente. Si no hay cliente no existe nada más'.

Sin embargo, el máximo responsable de Nissan se deshizo en elogios sobre la dirección de la filial española, repitiendo en varias ocasiones que había logrado en los últimos tres años un cambio de mentalidad, más que un simple plan de reducción de costes. 'Hemos pasado de una manera de gestión defensiva a otra más ofensiva. La factoría de Barcelona ha realizado una transformación cultural'.

Las advertencias del presidente de Nissan contrastan con las declaraciones del director general de Nissan Motor Ibérica, José Vicente de los Mozos, realizadas el pasado 5 de mayo en el Salón del Automóvil de Barcelona, cuando remarcó que la factoría ya había igualado en costes a la inglesa de Sunderland, y que el reto a partir de ahora eran las factorías de la multinacional ubicadas en Asia. De los Mozos también destacó entonces que la compañía había adelantado un año el plan de competitividad de la factoría (llamado Top 07), que preveía reducir costes en un 30% en 2006.

Preguntado sobre este aspecto, Ghosn elogió otra vez la gestión de la filial española, y remarcó que 'si esto sigue así, Barcelona será el sitio natural para atraer inversiones, y será muy importante para el grupo en Europa. Conocemos el terreno porque hace 25 años que estamos aquí y la logística es muy buena', refiriéndose a las instalaciones portuarias cercanas a la fábrica.

Ghosn dio otros mensajes en la rueda de prensa posterior al acto de celebración del 25 aniversario realizado ayer en la factoría barcelonesa. Se refirió a la necesidad de que la fábrica mantenga su especialización en modelos todoterreno (se había especulado sobre la posibilidad de fabricar turismos), 'teniendo en cuenta que la planta inglesa de Sunderland produce coches pequeños y medianos'. También se refirió a la cotización del dólar, que ha forzado el suministro de mercados de Oriente Medio desde EE UU. Ghosn indicó que la factoría de la Zona Franca alcanzará su máxima capacidad a medio plazo con los nuevos modelos de todoterreno Pathfinder y Navara.

El presidente de Nissan destacó en el acto de celebración, (al que asistió su Majestad el Rey Don Juan Carlos I, el ministro de Industria, José Montilla y el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall), los 400 millones de inversión realizados en los últimos años para iniciar la producción de las gamas Pathfinder y Navara. Precisamente, Nissan inició ayer la fabricación en cadena de esta gama de vehículos.

crecimiento La planta fabricará el 33% más por los nuevos modelos

¦bull;Renault y Nissan han conseguido sinergias en la compra de materias. Ghosn indicó que ambos grupos adquieren juntos el 17% a proveedores.

¦bull;Inversiones de 400 millones en la Zona Franca para producir el Pathfinder, el Navara, un motor y una nueva caja de cambios. Ghosn también recordó la inversión de 140 millones en la factoría de Ávila.

¦bull;Nissan prevé vender este año 450.000 unidades en Europa, el 1,2% más. Ghosn dijo que el mercado se mantendrá estable, 'como máximo'. La producción en España crecerá el 33% hasta 190.000 vehículos, por el Navara y Pathfinder.