Fuerzas Armadas

ITP opta a la fabricación de motores para los helicópteros NH-90

El Consejo de Ministros aprobó el viernes un acuerdo por el que se autoriza el desarrollo de cuatro nuevos Programas de Modernización de las Fuerzas Armadas para el ejercicio de 2005, cuyo coste asciende a 2.500 millones de euros. Entre ellos la adquisición de 45 helicópteros de tamaño medio NH-90, del grupo europeo EADS.

La división de helicópteros del grupo europeo, Eurocopter, instalará en Albacete la primera fábrica de helicópteros de España, con una inversión de 60 millones de euros y 450 empleos directos, mientras que en Getafe (Madrid) estará el centro de pruebas y la ingeniería. El viernes el Gobierno español señaló que la contratación de una primera fase del NH-90 'significa la consolidación de una industria nacional, Eurocopter España', que supondrá '600 nuevos empleos en el momento de comenzar la fabricación en serie'.

Pero además, España podría apuntarse la fabricación de los motores de estos aparatos, a través de Industria de Turbo Propulsores (ITP) participada por Sener Aeronáutica (53,125%) y Rolls-Royce (46,875%).

Directivos de Rolls-Royce apuntaron la semana pasada en un encuentro con periodistas españoles la posibilidad de que el Gobierno español optara por el modelo NH90 para la renovación de su flota de helicópteros. Y señalaron que si era este el modelo elegido, los motores serían casi con total seguridad los fabricados por Rolls-Royce, los RTM322.

'El motor RTM 322 es elegido por 10 de cada 11 clientes del NH-90', afirmó Keith Reid, encargado del marketing de motores de helicópteros de Rolls-Royce. El grupo británico desarrolla estos motores junto con la francesa Turbomeca, del grupo Snecma. El Ministerio de Defensa no pudo el viernes ampliar esta información. Tampoco fue posible contactar con algún portavoz de ITP.

El Gobierno indicó que 'los helicópteros de transporte medio con que cuentan actualmente las Fuerzas Armadas se consideran obsoletos, pues algunos modelos datan incluso de los años sesenta', haciéndose 'necesaria la adquisición de un modelo único y polivalente que asegure una flota adecuada en un período de tiempo prolongado'.

Fuentes del sector aeronáutico apuntaron que las Fuerzas Aéreas de Australia adquirieron recientemente 12 unidades del helicóptero NH90, por un precio de 1.000 millones de libras australianas la unidad (aproximadamente 600.000 euros). El montante incluía el aparato, motor y mantenimiento.

El pasado mes el diario El País publicó que sólo 15 de los casi 150 helicópteros con que cuenta el Ejército de Tierra vuelan desde diciembre. Los restantes se encuentran en parada forzosa por falta del correspondiente certificado de aeronavegabilidad.

Aspiraciones conjuntas con la británica Rolls-Royce

ITP, gracias a su asociación con Rolls-Royce, además de optar a la fabricación de los motores del NH-90, participa en el desarrollo del motor TP400 para el avión militar de transporte Airbus A-400M (en un 13,6%); el motor EJ200 para el caza Eurofighter Typhoon (fabricado por Eurojet, con una cuota de participación cercana al 11%); en el motor Trent 500 para los Airbus A-340-500 y los A-340-600 (sobre el 14%); y en el Trent 900 para motorizar el Airbus A380 (aún en pruebas, con una participación del 16,6%).