Materias Primas

Los precios de las materias primas alcanzan su máximo histórico

Los precios de las materias primas han alcanzado su máximo histórico de los últimos 25 años en este primer semestre de 2005, y podrían empezar a reducirse en la segunda mitad del año o en 2006, según explicó hoy el profesor de Economía Aplicada y analista del Instituto Elcano Pablo Bustelo.

Bustelo, quien intervino en el II Foro Economía y Sostenibilidad, organizado en Madrid por la Fundación SCH, explicó que, según el índice de futuros Reuters CRB, que comprende una cesta de diecisiete materias primas, este mercado se encuentra ahora "en el máximo histórico de los últimos 24 años".

El aumento de los precios ha sido especialmente fuerte desde octubre de 2001, tras varios años de estancamiento e incluso ligera caída: entre octubre de 2001 y abril de 2005, el precio de las materias primas aumentó en un 64%, atendiendo a la media de los sectores agrícola, energía, granos y semillas, industriales, metales preciosos y ganadería.

En este periodo, las subidas más significativas se produjeron en las materias primas del sector energía (126%), mientras que las materias primas industriales aumentaron en un 109% y los metales en un 75%. Más concretamente, el precio del petróleo creció un 134%, el cobre un 138% y el platino un 110%.

Materias primas agrícolas el sector que más crece

En el último año, entre abril de 2004 y abril de 2005, el subsector que más ha crecido es el de las materias primas agrícolas, con un 40%, mientras que el de la energía aumentó un 35%. "Se habla mucho del petróleo -explicó Bustelo-, pero las materias primas agrícolas han crecido más".

En este periodo, el precio de los metales aumentó en un 12%, el de las materias primas industriales un 8% y el de las ganaderas un 5%; la única excepción la constituyeron granos y semillas, que en el último año han caído un 30%.

Esta evolución ascendente, según este analista, puede atribuirse al fuerte aumento de la demanda -por la recuperación económica mundial y la irrupción de China en el mercado-, la limitación de la oferta -por la falta de inversión en desarrollo de la producción tras los bajos precios de los noventa y por tensiones políticas en países de explotación- y por la caída del dólar.

Existen además causas derivadas "de la especulación", aunque, según Bustelo, este es "un tema controvertido en el que existe poca información y poco concluyente". Destacó, no obstante, que este mercado ofrece rendimientos atractivos (del 11% en el CRB por ejemplo), sobre todo en momentos de debilidad bursátil.

Reducción en 2006

En cuanto a las previsiones, este analista explicó que "existe un consenso" en que los máximos históricos se alcanzarán este semestre "pero no se espera una subida mayor". Al menos, este crecimiento será más lento que en 2004, y posiblemente para 2006 los precios empezarán a reducirse debido a la llegada al mercado de la producción derivada de las nuevas inversiones.

Por ejemplo, en el caso del petróleo, según Bustelo, los expertos esperan una reducción del 2% en 2006, mientras que los metales preciosos podrían caer un 4%. En todo caso, este es sólo "uno de los escenarios posibles", ya que los precios podrían mantenerse estables, caer de forma más brusca o seguir aumentando.

Además, según Bustelo, "el fuerte aumento de los precios no significa necesariamente que exista una burbuja", extremo que se determinará en función de cómo evolucionen los precios a partir de ahora, y de que se solucionen "incógnitas" como el crecimiento chino, la caída del dólar, los posibles problemas geopolíticos o la inversión especulativa.