Crecimiento Económico

Trichet advierte que el crecimiento de la zona euro seguirá siendo ¢modesto¢ en 2005

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, ha afirmado hoy que el crecimiento económico en la zona euro seguirá siendo "modesto" hasta la segunda mitad de 2005 al igual que en el último semestre de 2004.

En una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo (PE), Trichet ha afirmado que "se confirman" los riesgos que pueden llevar a la baja al crecimiento económico y que ya se habían identificado con anterioridad, como el aumento del precio del petróleo.

El presidente del BCE ha resaltado que los últimos cálculos oficiales apuntan a un crecimiento del PIB real del 0,5% en el primer trimestre de este año, frente al 0,2% del periodo anterior, pero indicó que esta mejora se debe únicamente a ajustes técnicos.

Fuerte incertidumbre

"No hay signos claros de un fortalecimiento del crecimiento dinámico", ha agregado. El "panorama de la actividad económica continúa estando marcado por una fuerte incertidumbre" debido a un "débil" consumo interno, a que persisten los precios altos del crudo y a los desequilibrios mundiales que presentan riesgos para el crecimiento. No obstante, dijo que las exportaciones de la zona euro continuarán beneficiándose del crecimiento económico mundial.

Además, ha expresado su confianza en que estos riesgos se puedan "aliviar" por las acciones adoptadas por las economías del G7 y del G3 y citó como ejemplos las reformas estructurales en la UE y encontrar una solución a la falta de ahorro en Estados Unidos.

Aumentos salariales limitados

Respecto a los aumentos salariales, dijo que están "limitados" en el mercado de trabajo debido a un crecimiento débil y ha agregado que, "por el momento", no parece que se esté constituyendo una presión inflacionista interna subyacente en la zona euro.

Sin embargo, ha dicho que "subsiste el riesgo" para la estabilidad de los precios a medio plazo, por lo que se necesita "una vigilancia continua" de los riesgos, como los precios del petróleo y el comportamiento de la fijación de precios. "Nuestro análisis también aboga por una vigilancia del aumento de riesgos para la estabilidad de los precios a medio y largo plazo" ya que, después de moderarse en la primera mitad de 2004, el crecimiento de crédito y de masa monetaria sigue fuerte, lo que refleja el efecto de los bajos tipos de interés, dijo.

En un contexto de presiones inflacionistas relativamente contenidas, el BCE ha mantenido sus tipos de interés sin cambios desde junio de 2003, ha recordado Trichet, quien ha agregado que esto ha contribuido de forma significativa a la recuperación económica.

Pero, al mismo tiempo, los riesgos a la estabilidad de los precios "tienen que vigilarse de cerca", ha insistido el presidente del BCE.