Política

Zapatero insta a ETA deponer las armas tras los últimos atentados

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, declaró ayer que 'el único destino de la banda terrorista ETA es disolverse y deponer las armas' y se mostró convencido de que finalmente asistiremos a una 'victoria clara del Estado de Derecho'. Rodríguez Zapatero hizo estas declaraciones después de que ETA colocase ayer dos bombas en la localidad de Zarauz (Guipúzcoa), contra la empresa 'Gráficas Otzarreta' y en el parque Muntxio. Sólo el primero de los artefactos estalló y no se registraron heridos.

El primer artefacto fue desactivado sobre las tres de la madrugada, después de que un particular alertara a la Ertzaintza de la presencia de una caja sospechosa en el parque Muntxio.

La segunda bomba, que explotó hacia las cinco de la mañana, estaba colocada en un muro que separa la vivienda de los propietarios de 'Gráficos Otzarreta' de las vías del tren.

Instituciones, partidos políticos y asociaciones de todo signo expresaron su condena unánime a los atentados e instaron a la banda terrorista a que se disuelva, a la vez que hicieron llamamientos a la sociedad a que se mantenga firme ante la amenaza de ETA.

El ministro del Interior, José Antonio Alonso, y el presidente del Senado, Javier Rojo, apelaron a la 'unidad de los demócratas y a la firmeza de las leyes' hasta lograr la desaparición definitiva del terrorismo.

Por parte del Partido Popular, Javier Arenas acusó al Gobierno de 'renunciar' a la derrota policial de ETA y aseguró que el PNV y ETA han 'puesto contra las cuerdas' al PSOE y al Ejecutivo de Zapatero.

Empresarios

La patronal vasca, Confebask, condenó los atentados y exigió el fin definitivo de la violencia . La patronal de Guipúzcoa, Adegi, aseguró que la paz 'no es compatible con la persistencia de atentados que alteran gravemente la vida cotidiana de la ciudadanía'.