Política

El Gobierno compromete a sus socios en las grandes líneas de política económica

La política económica del Gobierno tiene el horizonte despejado. Esta es una de las principales conclusiones que el Gobierno extrajo ayer de la clausura del debate del estado de la nación, en la que obtuvo el respaldo de sus principales socios parlamentarios a las grandes líneas definidas por el vicepresidente económico, Pedro Solbes, y su equipo.

Una de las resoluciones clave aprobada ayer por el Congreso avala las medidas de futuro encaminadas a reforzar la política de estabilidad presupuestaria, a eliminar rigideces en los mercados, a respaldar a los sectores productivos más sometidos a la competencia exterior y a abordar una reforma fiscal beneficiosa para las rentas del trabajo. En suma, da soporte parlamentario a la política económica que quiere promover el Gobierno en los próximos años.

El Grupo Socialista tuvo que hacer algunas cesiones a Esquerra Republicana para obtener su apoyo. Una de ellas compromete al Gobierno a apoyar al sector textil, al del calzado, al del mueble y al de juguete, algunos de los más expuestos a la competencia asiática. Para ello se prevé un paquete de medidas de fomento de la competitividad que beneficiarán, sobre todo, a las empresas concentradas en al comunidad valenciana, en Cataluña, Galicia, Castilla-La Mancha y Andalucía. En la elaboración de este plan participarán la patronal, los sindicatos y las comunidades afectadas.

El Ejecutivo defenderá ante la Unión Europea que las importaciones de productos textiles y de confección originarias de China sean sometidas al procedimiento de cláusula de salvaguardia previsto en el reglamento comunitario.

A por las tramas del IVA

En la misma resolución, el Gobierno acepta estudiar en su reforma fiscal algunas modificaciones en el Impuesto de Sociedades que impliquen la revisión de las deducciones y a examinar en colaboración con las comunidades autónomas las bases imponibles del impuesto de transmisiones patrimoniales, con el fin de mejorar la seguridad del tráfico inmobiliario y reducir la litigiosidad con este tributo.

El texto aprobado incorpora también, a iniciativa de ERC, el compromiso de Hacienda de centrar la lucha contra el fraude fiscal en los 'casos más graves y complejos', sobre todo en las tramas organizadas del IVA, el blanqueo de capitales y los paraísos fiscales.

A cambio del respaldo a las grandes líneas de la política económica, ERC obtuvo también en esta resolución la promesa del Gobierno de incluir en el Plan estratégico de Infraestructuras nuevas inversiones para el ferrocarril a lo largo del arco mediterráneo (Andalucía-Murcia-País Valenciano-Cataluña y enlace con Perpiñán), tanto para servicio al movimiento de pasajeros como de mercancías.

El Ejecutivo ha conseguido el apoyo inicial de sus socios a la próxima reforma de la ley estatal de Suelo y Valoraciones, que será aprobada por el Consejo de Ministros antes de julio y, probablemente, estará rodeada de una gran polémica.

El PP se queda sólo en el rechazo a abrir un proceso de paz

Los 147 diputados del PP fueron los únicos que se opusieron ayer a la apertura de un proceso de paz en el País Vasco en el supuesto de que ETA deje las armas. Todos los intentos del PSOE de sumar al principal partido de la oposición al consenso alcanzado por el resto de los grupos parlamentarios fracasaron.

La resolución aprobada avala 'procesos de diálogo entre los poderes competentes del Estado y quienes decidan abandonar la violencia', desde la premisa de que ésta última 'no tiene precio político'.

De manera sólo formal, el pacto antiterrorista entre el PSOE y el PP sigue vigente, a pesar del descuelgue de este último partido de la lucha antiterrorista.