Estudio

El esfuerzo anual de alquilar una casa es muy superior al de comprarla, según el BBVA

El esfuerzo económico para alquilar una vivienda es superior al necesario para comprarla, lo que explica el escaso desarrollo del régimen de alquiler y el creciente impulso de la demanda en propiedad.

El precio del alquiler de una vivienda a finales de 2004 era equivalente al 30% de los ingresos brutos de las familias en el caso de Barcelona, según un estudio realizado por el BBVA presentado ayer en la ciudad condal, mientras que la compra de una vivienda media en Cataluña suponía para una familia media destinar el 20% de sus ingresos, si se consideran las desgravaciones fiscales de la compra, según ha informado el director del Servicios de Estudios del BBVA, José Luis Escrivá.

Apuntó que aunque la obra civil y el consumo público respaldarían el mayor dinamismo económico, el sector exterior, pese a una moderada recuperación de la exportación, seguirá teniendo comportamiento negativo. Las perspectivas del BBVA prevén una mayor demanda, pese a que la composición del crecimiento sea similar a la de los últimos años.