Laboral

Más de la mitad de los contratos bonificados son conversión de temporales

Más de la mitad de los contratos que recibieron bonificación en 2004, en concreto el 54,35%, correspondían a conversiones de contratos temporales a indefinidos, según datos del Gobierno recogidos en una respuesta parlamentaria.

Pese al éxito de esta fórmula para fomentar la contratación indefinida, el Gobierno y los sindicatos coinciden en la necesidad de eliminar esta bonificación de las conversiones en la próxima reforma laboral. Su argumento es que si el empresario sabe que la bonificación llegará cuando convierta un contrato temporal en fijo, la contratación inicial será casi siempre temporal en lugar de indefinida.

En total, en 2004 se bonificaron 774.417 contratos, un 11,43% más que en el ejercicio precedente. De esta cantidad, 420.943 eran conversiones de contratos eventuales a fijos, un 10,62% sobre los bonificados en 2003.

Tras las conversiones, los contratos que más se bonificaron el año pasado fueron los realizados a paradas entre 16 y 45 años, (146.603).

Estos colectivos (conversiones, paradas de 16 a 45 años, desempleados de entre 45 y 55 años, maternidad, minusválidos y parados de 55 a 65 años) acapararon el 96% del total de contratos bonificados en 2004.

Uno de los colectivos no bonificados en los últimos tres años ha sido el de los jóvenes menores de 30 años. El Gobierno socialista pretende incluir a este grupo entre los perceptores de bonificaciones. En el año 2000, cuando aún estaban en vigor estas ayudas, casi 400.000 jóvenes de menos de 30 años tuvieron un contrato bonificado.

La intención del Ejecutivo es hacer más sencillo el modelo actual (con más de 70 tipos de bonificaciones) y hacerlo pivotar sobre cuatro colectivos: los jóvenes de 16 a 30 años, las mujeres, las personas con discapacidad y los mayores de 45 años.