CincoSentidos

Animalario se pasa al drama con 'Hamelin'

Animalario está de regreso. Estos agitadores de las tablas, conocidos por obras como Alejandro y Ana o æscaron;ltimas palabras de Copito de Nieve, estrenan hoy en el Teatro La Abadía de Madrid un nuevo montaje que se vislumbra desafiante. Hamelin es un cuento oscuro sobre la culpabilidad colectiva. Pero también una vuelta a la esencia del teatro, ese que dialoga con el espectador, y que huye del producto masticado y envasado de la industria del entretenimiento, en palabras del autor del texto, Juan Mayorga.

Dirigida por Andrés Lima e interpretada por él mismo junto a Guillermo Toledo, Alberto San Juan, Blanca Portillo, Javier Gutiérrez, Roberto Álamo y Helena Castañeda, la obra aborda un tema tan espinoso como la pedofilia y genera reflexiones sobre el amor y su ausencia, el miedo, la infancia, la perversión de las palabras o la marginación.

Satisfechos y emocionados. Así se mostraron los miembros de la compañía durante la presentación del montaje, que permanecerá en la misma sala hasta el 19 de junio. El propio Juan Mayorga reconoció haberse emocionado durante uno de los últimos ensayos con público 'como si fuera un texto ajeno. Y eso es un milagro', dijo. El dramaturgo hizo una encendida defensa del teatro como 'el medio de expresión del futuro, siempre que no traicione sus raíces y dialogue con el espectador'. Es el aspecto lúdico del teatro, al que Animalario apela desde sus orígenes, la clave de la formación.

desnudez

Sin escenografía ni vestuario. Hamelin huye del efectismo escénico para dar rienda suelta a la imaginación y a la memoria del espectador y que sea ésta la que construya los espacios. 'Nuestra propuesta es recuperar el teatro en sus orígenes', comentó Juan Mayorga. El público como interlocutor más que espectador. La cercanía entre el escenario y la platea en la sala José Luis Alonso del Teatro La Abadía juega a su favor.