Constructoras

Del Rivero rechaza hacer otra incursión en banca similar a la del BBVA

Comprar el 3,1% del BBVA era un proyecto 'excepcionalmente bueno'. Así defendió ayer el presidente de Sacyr Vallehermoso, Luis del Rivero, el intento frustrado de entrar en el capital del banco. Del Rivero, sin embargo, dejó en el aire la posibilidad de hacer otra gran inversión en un sector ajeno a las constructoras.

Tres meses después de abortar la entrada en el BBVA, el presidente de la quinta constructora del país tuvo que explicar la operación ante la junta de accionistas. Y sus palabras reflejaron que él fue el más férreo promotor, pero que en el consejo había disparidad de opiniones. 'El consejo consideró buena la operación a corto plazo y yo excepcionalmente buena a medio y largo plazo'.

Durante el intento de Sacyr de convertirse en el primer accionista del segundo banco español (del 29 de noviembre al 15 de febrero) trascendieron ciertas reticencias en algunas de las cajas del accionariado (el 8% está en manos de Caixa Galicia, Caixanova, Caja Murcia, Unicaja y Caja Ávila).

La operación se abortó porque el Banco de España no respaldó a la constructora, como admitió ayer Del Rivero en sus primeras declaraciones sobre la cuestión. 'Como el Banco de España consideró que no era una participación significativa y, además, no hubiéramos podido consolidarla con las nuevas normas contables' decidió vender el 0,47% que realmente llegó a comprar y cancelar el esquema de opciones sobre acciones que diseñó para llegar al 3,1%.

SACYR 2,55 1,43%

Del Rivero no pudo esconder sus ganas de dar carpetazo al episodio. 'Me da igual que Francisco González haya salido reforzado' tras la operación, 'nosotros hemos ganado 148 millones de euros en plusvalías que es más de lo que muchas empresas ganan en un año'. La operación 'está zanjada y ahora a otra cosa, mariposa'.

En su discurso ante los accionistas dejó claro que 'no estamos pensando en otras operaciones de ese tipo'. No en banca. Pero, a renglón seguido, abrió la posibilidad en otros sectores al decir que 'siempre que sean operaciones ajenas al core business de Sacyr, contarán con la unanimidad del consejo y no alterarán los planes estratégicos de la compañía' porque se acometerían mediante ampliaciones de capital, como iba a hacerse en el caso del BBVA. A preguntas posteriores de la prensa, no quiso ser más explícito.

En cambio sí dejó claro que 'tenemos en mente una operación de compra en servicios' sin dar más detalles.

Criticó el freno en la licitación de obras 'con cualquier cambio de Gobierno', aunque ya aprecia el avance.

La junta aprobó, además de las cuentas de 2004, la designación de dos consejeros en representación de Prilou (sociedad de cartera del ex presidente y consejero José Manuel Loureda) y Actividades Inmobiliarias y Agrícolas (de Del Rivero). Con ello, los dos primeros accionistas pasan a tener dos miembros en el consejo cada uno.

El presidente tuvo un tenso enfrentamiento con uno de los accionistas, que protestó por las remuneraciones de los consejeros.

Pendientes del macropuente en Italia

Construir el mayor puente colgante del mundo, un proyecto de 4.400 millones de euros, en el estrecho de Messina, Sicilia, es una de las apuestas de Sacyr. El próximo día 25 se acaba el plazo para presentar las ofertas. La empresa también está pendiente de una autopista de 800 millones en Calabria, para la que presentarán oferta antes del día 31. Irlanda y Grecia son otros focos de atención en el exterior. Sobre todo en el área de concesiones. En la pata inmobiliaria, cree que Vallehermoso pasará sin sustos la ralentización, a decir del presidente, Luis del Rivero. De hecho, señaló que espera duplicar cuota en este mercado (hasta el 1,5). Habrá también más inversión en inmuebles a través de la filial Testa, aunque no en las dos torres emblemáticas de Madrid que vende Metrovacesa.