Expansión

TPI entrará en nuevos mercados para explotar el éxito del 11888

TPI ha definido un plan de expansión. La filial de Telefónica mantiene su deseo de crecer con adquisiciones, pero en los últimos meses ha ideado una forma para entrar en nuevos mercados europeos de manera más barata y con efecto inmediato. La fórmula no es otra que la exportación del modelo de información telefónica que tanto éxito ha obtenido en España, hasta el punto de superar por facturación al antiguo 1003 de su matriz.

Los planes no son todavía definitivos y TPI no ha dado aún la luz verde al desembarco, pero la propuesta fue anunciada ayer al mercado y los primeros pasos ya están dados. Si finalmente se decide actuar, Italia será el mercado del estreno. La filial de Telefónica cuenta con dos números de información adjudicados allí, uno de ellos muy parecido al 11888 español, y puede comenzar a operar en cualquier momento.

Esta nueva expansión europea se produce al calor de la liberalización de los servicios de información telefónica en el continente. Italia ha sido la primera, después de España, en abrir este negocio y por eso TPI dirigió allí sus pasos. Todo apunta a que Francia será el próximo, así que puede ser el siguiente destino de la editora de las Páginas Amarillas.

El anuncio de los nuevos proyectos se produjo durante la presentación de los resultados del primer trimestre de TPI y el anuncio de las previsiones para el ejercicio. En 2005, la firma prevé facturar entre un 3% y un 5% más, ya que los nuevos productos compensarán el menor crecimiento del negocio puramente editorial. Como se mantendrá la contención del gasto, las mayores ventas permitirán un alza del Ebitda entre del 7% y el 9%.

TPI alerta, sin embargo, de que estas previsiones pueden modificarse si se materializan los proyectos de expansión europea.

A la espera de que eso suceda, lo cierto es que TPI va por buen camino en el cumplimiento de las metas. En el primer trimestre, los ingresos crecieron un 19,8%, hasta los 95,88 millones, impulsados por el negocio en España y a pesar de la escasa actividad en Brasil. El esfuerzo de gestión permitió que los beneficios se elevaran un 22% y sumaran 11,89 millones.