La financiación autonómica se abordará al final de la legislatura

debate del estado de la nación n Zapatero promete pedir el apoyo del Congreso a un eventual proceso de paz

En su primer debate del estado de la nación como presidente, José Luis Rodríguez Zapatero anunció ayer que la reforma general de la financiación autonómica no se culminará hasta el tramo final de la legislatura, aunque las comunidades obtendrán un cierto alivio a partir de enero del año que viene, ya que los Presupuestos Generales del Estado para 2006 incorporarán la mejora de la financiación sanitaria. El Gobierno espera que con este manejo de los tiempos puedan encajarse de forma razonable las aspiraciones expresadas por la Generalitat de Cataluña.

Rodríguez Zapatero expuso en el Congreso un balance optimista de la economía española, 'una de las más estables y confiables de Europa'. La nueva contabilidad nacional demostrará que España crece a tasas superiores al 3%, agregó el presidente, quien se mostró seguro de que el año que viene la tasa de paro bajará del 10%, por primera vez desde 1979.

Zapatero anunció también su intención de 'trabajar sin descanso' por el final de la violencia terrorista. Aunque advirtió de que 'nadie debe hacerse ilusiones a la vista de la experiencia acumulada con ETA', se comprometió a pedir el respaldo del Congreso a un eventual proceso de paz. El líder del PP, Mariano Rajoy, descartó toda posibilidad de colaborar en el mismo con el Ejecutivo. Páginas 40 y 41

editorial en la página 18

Archivado En