EE UU

La caída de la importación de China alivia el déficit de EE UU

El déficit comercial de EE UU se redujo en 5.600 millones de dólares en marzo, hasta situarse en 55.000 millones, su nivel más bajo en los últimos seis meses, según los datos publicados ayer por el Departamento de Comercio. La mejora coincide con el establecimiento de salvaguardas a las importaciones textiles chinas.

El dato es mejor del que esperaban los analistas, que habían vaticinado que el déficit comercial se situaría por encima de los 61.000 millones de dólares en marzo. En febrero, el déficit comercial había registrado un nuevo máximo histórico al llegar a los 61.700 millones, confirmando de ese modo la tendencia al alza del último año.

Las exportaciones de bienes y servicios aumentaron en 1.500 millones, hasta alcanzar la cifra récord de 102.200 millones. El incremento de las exportaciones de bienes estuvo provocado por el aumento de las ventas en el área de bienes de capital y en el de bebidas y alimentos, mientras que el aumento de las exportaciones de servicios fue especialmente importante en el ámbito de viajes, servicios de transporte y otros servicios privados.

En marzo, las importaciones sufrieron un retroceso de 4.100 millones, hasta marcar un volumen global de 157.200 millones, debido principalmente a la disminución de las compras de bienes, en especial, de consumo, vehículos y componentes de automóviles.

El déficit comercial de Estados Unidos con China se redujo en 1.000 millones en marzo, hasta alcanzar un registro de 12.900 millones. Las exportaciones con este país aumentaron en 200 millones y la importaciones cayeron en otros 700. El descenso del déficit comercial de Estados Unidos con China refleja la reducción de las importaciones de productos textiles en un espectacular 21,2% durante el pasado mes de marzo, cuando la industria textil y las autoridades estadounidenses denunciaron la fuerte progresión de las importaciones de este tipo de productos después de la expiración del sistema de cuotas en el comercio mundial el pasado 1 de enero.

A partir de esta denuncia, las autoridades decretaron la entrada en vigor de salvaguardas a la importación de varios tipos de productos textiles chinos, con el objetivo de proteger su industria y aligerar el déficit comercial del país.

El agujero de la balanza comercial de Estados Unidos comienza a ser una fuente de preocupación para los analistas de cara al crecimiento de la economía mundial, pues los desequilibrios en este país dificultan los intercambios comerciales con otros países y contribuye a la tendencia bajista de la cotización de dólar frente a otras monedas.

Durante el mes de marzo, el déficit comercial de Estados Unidos con los países de la Unión Europea aumentó hasta los 9.310 millones de dólares.

Rusia dice que no irá a la OMC a cualquier precio

El ministro ruso de Industria y Energía, Víctor Jristenko, advirtió ayer que Rusia no ingresará en la Organización Mundial de Comercio (OMC) a 'cualquier precio'. 'Las negociaciones para el ingreso en la OMC entraron en su recta final, pero no entraremos a cualquier precio', señaló Jristenko, citado por la agencia RIA-Novosti. Rusia se ha propuesto ingresar en esta organización multilateral antes de finales de este año, para lo que cuenta con el apoyo de la Unión Europea (UE), aunque aún debe concluir las negociaciones comerciales bilaterales con Estados Unidos. 'Necesitamos un periodo de transición de siete años para permitir a los sectores no competitivos ajustarse a las normas internacionales', agregó. Jristenko aludía a la aeronáutica y la automoción, sectores industriales que se encuentran en plena etapa de reformas.