CincoSentidos

César A. Molina, en busca de lo esencial

Agarrado a la creencia de que la sabiduría consiste en irse desprendiendo de casi todo hasta quedarse con lo esencial, César Antonio Molina ha construido su último poemario, En el mar de ánforas, donde reflexiona sobre el paso del tiempo, la muerte o el más allá. El título se refiere a que 'para Platón, las ánforas eran la metáfora del alma', recuerda el escritor y periodista, quien es el director del Instituto Cervantes.

Editada por Pre-textos, esta obra fue escrita antes de que este coruñés de 52 años asumiera este cargo público hace un año. Y la responsabilidad en el Cervantes, explica, no le impide seguir escribiendo. 'Yo lo tengo claro y he tenido buenos maestros, como Montaigne, Garcilaso o Aldana, que, a pesar de que tenían trabajos paralelos mucho más esforzados que el mío, seguían trabajando en la creación'.