Mayor participación

Caja Madrid se destaca como primer accionista de Indra al alcanzar el 15%

Caja Madrid se destaca como primer accionista de la tecnológica española Indra al elevar del 10% al 15% su participación. La entidad es la única que se mantiene en el accionariado del núcleo duro que se formó con motivo de la privatización y que ha permitido a la caja acumular 140 millones de euros de plusvalías tácitas.

La compañía tecnológica Indra recibió ayer un importante espaldarazo financiero español. Caja Madrid se destaca como primer accionista de la empresa presidida por Javier Monzón, superando a Chase Nominees, que posee un 10,08% de Indra, aunque en ese caso como entidad interpuesta al servicio de sus clientes.

Caja Madrid ha elevado su participación del 10,04% al 14,99%, tras invertir 105,7 millones de euros a través de Corporación Caja Madrid. La entidad informó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de que este aumento tiene un estricto carácter de inversión financiera. 'Es una operación de carácter temporal, derivada el potencial y perspectivas de negocio de la compañía', aseguró la entidad.

Al tratarse de una inversión 'temporal', la caja, que controla el otro 10,04% de Indra de manera directa, no tiene intención de pedir consejero alguno en representación del 4,95% adquirido ahora. Caja Madrid ya tiene dos representantes en el consejo y, en puridad, no le corresponde ningún nuevo asiento por la participación adquirida.

La recompra de acciones de Indra permitirá a la caja elevar aún más su participación

INDRA 7,65 -1,80%

La compra se produce después de que hace unas semanas la caja llevara a cabo otra gran operación, al aumentar al 9% su participación en Endesa, con una inversión valorada en 726,3 millones.

La operación permitió a Cala Madrid convertirse en primer accionista de la eléctrica, aunque en este caso, y a diferencia de la de Indra, la entidad que preside Miguel Blesa la calificó como una inversión de carácter estable y estratégico. De hecho, Blesa ha solicitado la vicepresidencia y dos puestos más en el consejo de la eléctrica y está a la espera de respuesta.

Caja Madrid posee también el 3,03% de Sogecable; el 49% del holding Mapfre-Caja Madrid; el 9,74 % de Iberia; el 49,16 % de Realia y el 5 % de NH Hoteles, entre otras inversiones.

Además de Chase Nominees, depositaria de las participaciones de grandes inversores y fondos de inversión internacionales, cuentan con participaciones significativas de Indra las firmas State Street Bank, con el 6,49 %, y la gestora Fidelity Internacional Limited, con el 5,127 %, siempre por cuenta de sus clientes. Esta última sociedad de inversión ha elevado también recientemente su participación en Indra. En sólo una semana Fidelity ha pasado de informar sobre una participación del 4% a una del 5,12% en la compañía española.

El programa de recompra de acciones que está llevando a cabo Indra permitirá a Caja Madrid elevar aún más la participación en la compañía tecnológica sin necesidad de comprar más acciones. La entidad financiera entró en el núcleo estable de Indra con motivo de la privatización de la empresa, junto a Thales y el Banco Zaragozano, que fueron vendiendo sus acciones. Según Caja Madrid, el paquete que adquirió hace ya seis años, arroja plusvalías tácitas a fecha de hoy de más de 140 millones de euros.

Los directivos ganan peso

En las últimas semanas consejeros de Indra también han elevado su participación en la compañía. El pasado día 11 de abril los consejeros Humberto Figarola, Regino Moranchel y el presidente de la compañía, Javier Monzón, comunicaron a la CNMV un incremento de sus participaciones. Monzón ha elevado su presencia en el capital del 0,039% al 0,042%, con lo que cuenta con 65.000 títulos de la compañía. El vicepresidente ejecutivo, Humberto Figarola, también ha aumentado su participación, del 0,016% al 0,017%, logrando en total 26.700 acciones. Moranchel, consejero delegado de la empresa tecnológica, ha elevado su participación desde el 0,026 % hasta el 0,028%.