Renta variable

La mejora del empleo en EE UU anima las Bolsas

La buena salud económica de EE UU, que en abril consiguió crear 274.000 empleos, puso un broche positivo a una semana marcada por los sobresaltos en los mercados. A los datos de empleo se sumó la noticia de que Intel, el líder mundial en la fabricación de semiconductores, espera registrar este año un crecimiento de beneficios de doble dígito. La repercusión en Bolsa ha sido inmediata: seis sesiones consecutivas al alza y una revalorización próxima al 5%. En Europa, el sector tecnológico ha sido el más fuerte de la semana, con una subida media del 5,12%. Los mercados cierran con revalorizaciones semanales superiores al 3% en Fráncfort y París; del 2,69% en Londres y del 1,56% en Milán. En Wall Street, el S&P 500 gana un 1,25%; el Dow Jones, un 1,50% y el Nasdaq, un 2,38%.

Las buenas expectativas de Intel se han visto refrendadas además por el dato del aumento del 13% en las ventas mundiales de chips durante el primer trimestre, según las cifras publicadas por la patronal del sector. La europea Infineon Technologies ha cotizado la noticia con un repunte semanal del 9,64%. Otras firmas como Cap Gemini o Getronics también han consignado respectivas revalorizaciones del 6,53% y el 4,88%.

El mercado cierra así en positivo una semana en la que ha sufrido dos sobresaltos importantes. En primer lugar, la Fed olvidó el martes incluir en su comentario sobre la subida de tipos hasta el 3% la consabida frase: 'Las perspectivas de inflación a largo plazo permanecen bien controladas'. La autoridad monetaria estadounidense enmendó el error dos horas después, pero el lapsus ya ha provocado ríos de tinta especulando sobre la posibilidad de que, más que en un error, se tratara de una suerte de globo sonda.

La otra sorpresa de la semana tuvo lugar el jueves, cuando Standard & Poor's anunció que bajaba a la categoría de bonos basura, es decir, con alta probabilidad de incurrir en una suspensión de pagos, los títulos de deuda de General Motors y de Ford. El sector del automóvil es uno de los que menos gustan a las agencias de calificación. Así, Moody's considera que el sector está atenazado por la 'falta de diversificación geográfica, el excesivo peso de determinados modelos en la marcha de las ventas y ofertas de financiación que son cautivas para las compañías'.

La cotización del sector no se ha visto demasiado afectada, sin embargo, ya que en el mercado pesa la intención declarada del multimillonario Kirk Kerkorian de duplicar su participación en General Motors y elevarla hasta un 8,8%. De hecho, General Motors ha subido en la semana un 15,6%, mientras que la otra afectada, Ford, ha ganado más de un 7,5%. En Europa, Fiat ha mejorado un 9,5% y Volkswagen, un 4,31% y BMW, un 3,27%.